Comentarios de la Bahía: «Nuevo Nayarit y el Impuesto al Hospedaje»

  • En la OVC no eran ningunos genios de la promoción, ni tampoco se les debe el crecimiento de Bahía de Banderas, como lo aseguran “editorialistas de medios corifeos de capitalistas corruptos de cuello blanco”
  • Erradicar definitivamente la marca Riviera Nayarit, así como la sustitución de Punta de Mita a Punta Nayarit, es una buena estrategia para reposicionar al Estado como destino turístico
  • Falso también eso de que por Ley debe destinarse el Impuesto al Hospedaje exclusivamente a la promoción, eso fue una artimaña legaloide que hicieron diputados “levantadedos” en tiempos de Ney
  • Es totalmente inmoral que el dinero público, como es el proveniente de los impuestos se invierta en negocios privados.
  • Los empresarios que paguen su promoción y publicidad de las ganancias que obtienen, de sus rentas, es su negocio, no del Estado

Gran polémica causó el aumento al Impuesto al hospedaje del 3 al 5 por ciento, asociado al cambio de nombre de Nuevo Vallarta a Nuevo Nayarit y ahora también el de Punta de Mita a Punta Nayarit, que de paso entierra también la marca “Riviera Nayarit”, en un esfuerzo del gobierno de Miguel Ángel Navarro Quintero para impulsar una nueva marca turística que destaque y promocione a todo el Estado, no nada más a Bahía de Banderas ni promocione otros municipios o destinos, “únicamente a Nayarit” lo que es su obligación, -dijo el mandatario.

Esto evidentemente no gustó a quienes por años se han enriquecido mañosamente aprovechándose de este impuesto, tanto políticos como empresarios vivales, que coludidos con gobernantes y funcionarios corruptos, desde el sexenio de Ney González, promocionaron Nuevo Vallarta y Punta de Mita, así como “Riviera Nayarit”, pero utilizando recursos públicos provenientes del Impuesto al Hospedaje, que ejercían a través del Fideicomiso de Promoción Turística y como instrumento de ese robo en descarado a la Oficina de Visitantes y Convenciones, que era dirigida por un extranjero deshonesto, un tal Marc Murphy, que ganaba más que el Presidente de la República, con un gasto operativo de más de un millón de pesos mensuales.

Y es que el mandatario estatal, fue categórico al señalar que ahora la recaudación del Impuesto al Hospedaje será destinada una parte a promocionar Nayarit, así como para pagar una irresponsable deuda, que en el pasado adquirió el Gobierno y que gastaron estos ahora vergonzosamente destituidos ex administradores de la OVC y del FIPROTUR, en donde cabe destacar el gobernador instruyó una investigación a la Auditoría Superior y la Contraloría, ya que por 15 años desviaron estos recursos a través de empresas de publicidad fantasma y exagerados gastos de operación.

Definitivamente que en la OVC no eran ningunos genios de la promoción, ni tampoco se les debe el crecimiento de Bahía de Banderas, como lo aseguran “editorialistas medios corifeos de capitalistas corruptos de cuello blanco” que eran financiados también con lana de este impuesto por el pillo de Murphy, ya que el capital y los negocios se reproducen de manera natural en el Sistema Capitalista, las empresas buscan como obtener su lucro promocionando sus productos, invirtiendo en su expansión, lo que es estrictamente su función, no la del Estado, que únicamente tiene que garantizar legalmente sus inversiones, sus contratos, otorgándoles licencias y permisos.

Y es que los datos que presentó el propio Gobernador Navarro Quintero, arrojan que eran unos ladrones, «gatos de angora» de capitalistas hoteleros que dilapidaban un presupuesto millonario proveniente de este Impuesto al Hospedaje, que coludidos con el exgobernador Ney González endeudaron al Estado y registraron las marcas turísticas como privadas, con Roberto Sandoval hicieron los negocios de su vida, con una total comparsa de Antonio Echeverría que dejó igual las cosas otorgando libertad a sus funcionarios de continuar con una administración gubernamental corrupta en todos los rubros, solapando estas irregularidades.

Falso también eso de que por Ley debe destinarse el Impuesto al Hospedaje exclusivamente a la promoción, eso fue una artimaña legaloide que hicieron diputados “levantadedos”, también durante el sexenio de Ney, mediante una adición al decreto de este impuesto para legitimar este robo en descarado, porque vieron la oportunidad para destinarlo a la promoción de sus empresas, en su exclusivo beneficio, no de la Sociedad ni del Estado, porque además exigen al municipio, pero no invierten un quinto en seguridad, mantenimiento de avenidas o servicios púbicos de esa zona.

El origen de la recaudación constitucionalmente es para que se destine a obra pública, programas de bienestar y desarrollo social, por lo tanto, es totalmente inmoral que el dinero público, como es el proveniente de los impuestos se invierta en negocios privados. Los empresarios que paguen su promoción y publicidad de las ganancias que obtienen, de sus rentas, es su negocio, no del Estado.

Por lo tanto el cambio de nombre de Nuevo Vallarta a Nuevo Nayarit, erradicar definitivamente la marca Riviera Nayarit, así como la sustitución de Punta de Mita a Punta Nayarit, que serán registradas ya como propiedad del Estado, es una buena estrategia para reposicionar a Nayarit como destino turístico, ya que repito, lleva implícito que un grupo de empresarios “vivales”, no se sigan beneficiando de la inversión del Impuesto al Hospedaje, que además tienen negocio redondo, pues también cobran regalías de derechos de autor por el uso de estas marcas que registraron como privadas.

También creo que no será difícil posicionar la nueva marca de Nuevo Nayarit y Punta Nayarit, ya que en la actualidad hay bastantes herramientas y metodologías del Marketing para comunicarle al turismo internacional y nacional lo que es Nayarit, además de que el Gobernador Miguel Ángel Navarro nombró a una joven profesionista María Antonieta Torres Orantes, quien es la nueva directora de Desarrollo y Promoción de la Riviera Nayarit, una exitosa publirrelacionista con gran experiencia en manejo de medios e imagen, que ha trabajado en marcas como Televisa, Six Flags y Discovery Channel Latin América, trabajando igualmente en el manejo de relaciones públicas, organización, ejecución, coordinación, logística y supervisión de giras de artistas como Luis Miguel, David Copperfield, Paco de Lucia, Michael Jackson, Alejandro Fernández y Joaquín Sabina, no es ninguna improvisada.

Ya es hora que los diputados federales metan en cintura a estos hoteleros bandidos que bajo la simulación de que fomentan empleos, explotan a la clase trabajadora, trasladando al sistema propinero los salarios que les corresponde pagar, pero ese es otro tema que luego comentaremos. Por lo pronto bien por el Gobernador Miguel Ángel Navarro, de cortar de tajo la descarada corrupción que se hacía al amparo del Fideicomiso de Promoción Turística y la OVC. Pillos. Va.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2022.
Shortlink: https://ndlb.red/afu

Comentarios

Translate to