Trabajar “clases en línea” puso al descubierto la gran desigualdad social – Comentarios de la Bahía

* El cierre de escuelas se mantendrá hasta el 30 de mayo

Trabajar «clases en línea» en todos los niveles educativos, en el sistema de educación pública nacional, ha sido todo un dilema durante esta contingencia sanitaria por el Coronavirus, ya que puso al descubierto la gran desigualdad social existente, pero que se agravó con la pandemia, ya que no todas las familias tienen conectividad al internet en sus hogares, ni cuentan con aparatos electrónicos modernos, por cierto, muy costosos en la actualidad, ya sea teléfono, tableta o computadora, además de que hay zonas rurales prácticamente sin acceso a la red.

A pesar de que la SEP ya dijo que el ciclo escolar no se perderá y que el programa “Aprende en Casa” continuará hasta que sea posible retomar las clases presenciales, el propio Presidente Andrés Manuel López en su conferencia mañanera, ya anunció que el cierre de escuelas se mantendrá hasta el 30 de mayo y en algunos Municipios sin problemas de contagios hasta el 17, pero definitivamente con este sistema de tecnología digital, no se le puede exigir a los estudiantes la misma productividad o rendimiento, ya que es totalmente inequitativo.

Indudable que es la minoría de alumnos, los que cuentan con recursos digitales y conexión a internet, porque aquellos que acudían a los computadores de su plantel o a los denominados «ciber», indiscutiblemente no pueden recibir clases o conferencias en línea, ni capturar trabajos y mandarlos por correo, en este sentido mucho menos será justo, el que los Docentes les califiquen con bajos porcentajes o reprobarlos. En Bahía de Banderas, han sido miles los padres de familia despedidos de la hotelería, restaurantes, comercios y la construcción, lo menos que piensan es pagar un contrato del internet, sino que la prioridad es la comida.

Conozco muchos casos en que realmente los jóvenes «no pueden» cumplir, por lo que esta situación pone nuevamente a discusión el que el Gobierno Federal debe invertir más en libros de texto y de trabajo de manera gratuita para cada estudiante, hasta los niveles universitarios, no regalarles dinero con programas demagógicos como se hace actualmente, y que cuando pase la crisis de esta pandemia, también destinar millonarios recursos en bibliotecas y tecnología digital en todos los planteles del país, esto significa: miles de libros, centros de cómputo dignos y con equipos suficientes. No equipos obsoletos, lentos y que no alcancen para todos, que en el pasado únicamente sirvieron para la foto de los gobernantes.

Así que la decisión está tomada, los especialistas recomendaron al gobierno federal mantener las medidas de sana distancia hasta el 30 de mayo, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, señaló que México técnicamente no ha llegado a la Fase 3, pero que con medidas como esta de extender el “Quédate en Casa” y no abrir escuelas se están adelantando. Indiscutiblemente pues, es que el sistema educativo nacional se enfrenta a una terrible crisis académica, porque no hay forma que la totalidad de los alumnos puedan tener el mismo rendimiento y productividad, por la falta de recursos por no decir pobreza, pero también porque hay zonas rurales sin señal ni internet. Tarea casi imposible para los Docentes.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2020.
Shortlink: https://ndlb.red/65h

Comentarios

Translate to