Conato de bronca que terminó en abrazos entre Caixinha y Herrera

  • Las dos mejores escuadras del campeonato regular se presentaron con sus cuadros de lujo ante una afición que abarrotó el Estadio Azteca para presenciar el juego de ida de la gran final del Apertura 2018, pero parece que América y Cruz Azul guardaron su mejor fútbol para el partido de vuelta del domingo próximo.

Y a falta de goles y más acciones llenas de emoción, el arquero Agustín Marchesín y el técnico del América, Miguel Herrera, dieron la nota al explotar en la acción más acalorada del encuentro justo cuando éste finalizó. El jugador argentino y el ‘Piojo’ se encararon con el auxiliar de Pedro Caixinha, Oscar Farías.

Ante el temperamento que mostraron arquero y entrenador, las bancas se vaciaron para evitar que las palabras altisonantes e improperios, se volvieran golpes. El primero en calmarse después de proferir un sinnúmero de groserías, fue Miguel Herrera, que fue calmado por su colega, Pedro Caixinha.

Marchesín, héroe del América esa noche al impedir dos anotaciones cantadas de la Máquina, fue quien tomó más tiempo en tranquilizarse y retirarse hacia los vestidores. El portero suplente del Cruz Azul, Guillermo Allison, fue quien calmó al cancerbero americanista quien desde los primeros minutos del encuentro se encargó de reclamar todas las acciones del árbitro central, Fernando Guerrero.

Los estrategas de ambos equipos abandonaron la cancha del Estadio Azteca fundidos en un abrazo ante la inconformidad del público que retiró con los deseos reprimidos por corear al menos una anotación.

Con información de «Tlacuilo Sports»

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/1rc

Comentarios

Translate to