Comentarios de la Bahía: Las elecciones se ganan con votos no con guerritas en las redes sociales

  •  Únicamente la verdad expresada con lógica, con argumentos sólidos y el raciocinio, es la que convence a los seres humanos, no la mentira, la difamación y especulación, a la que son afines los perfiles falsos en las redes sociales

No es la primera vez que hacemos este comentario, que nuevamente se nos viene al tintero porque durante un proceso electoral surgen como hongos cientos de perfiles falsos en las redes sociales, desacreditando a quienes consideran sus adversarios, cabe señalar que estas “hordas dogmatizadas”, son muchas veces financiados por identificados políticos, que no tienen mayor imaginación para combatir a sus oponentes que estas burdas maniobras, dada la facilidad que presta el anonimato en las redes sociales.

A unos cuantos días de la elección, estos “perfiles anónimos o falsos”, andan como chivo en cristalería promoviendo sus proyectos políticos, inundando la red con mentiras y especulaciones para afectar a sus adversarios, con imágenes arregladas, memes y frases ofensivas, que usan como “estrategia política para descalificar a quien consideran le compite los votos a sus “jefes”, que les pagan para eso, aunque hay que aclarar que hay mucho loco natural, que por pura pasión política irracional, critica a quienes no comparten su ideología.

Pero el día de la elección, el 6 de junio, creemos que las redes sociales no les servirán de mucho, ya que las elecciones se ganan con votos, constantes y sonantes, no con discusiones estériles en “el feis” y verdaderamente por lo menos en Bahía de Banderas, la inmensa mayoría de los electores no tienen acceso a la red ni aparatos caros con internet, y si lo tienen, no andan viendo cosas de la política, ni que escribió tal o cual perfil; a esas masas de votantes lo que menos les importa son esas “guerritas sucias”, sino los mensajes que lo hayan convencido con las propuestas que respondan a sus expectativas de clase.

Pero ya es común la práctica cobarde de atacar vía los perfiles falsos, estos “opinadores anónimos o falsos” no esconden sus fobias, odios y corajes, resultado de verse afectados en sus intereses si ganara el oponente, estos internautas son una herramienta fácil de utilizar para señalar al contrincante político.

Evidentemente que no pocos de estos “facebookeros” ofensivos son pagados, porque sale mucho más barato subsidiarlos, para que estén todo el día y noche pegados a la computadora, profiriendo todo tipo de insultantes y corrientes críticas, -que se apartan mucho de la Libertad de Expresión y totalmente alejadas de lo que es la “crítica periodística” o el derecho ciudadano a opinar, cuando realmente es evidente su sobrada impotencia para poder imponer su opinión en los medios reales con presencia en la opinión pública, en donde no tienen cabida por no ser profesionales y porque no quieren pagar espacios para difundir sus proyectos; es más fácil inundar las redes con señalamientos contra adversarios, aunque únicamente ellos crean que todo el mundo los lee.

En Nayarit y en Bahía de Banderas, todavía este tipo de “rumorología nociva” en las redes sociales que se esparce por el internet, creo firmemente no han sido definitorias en las elecciones, ya que no vivimos en un país desarrollado, en donde cada miembro de la familia tiene un moderno aparato para estar conectado todo el día a la web.

Así que está por demás todos los pleitos gratuitos, menos los provocados por “perfiles falsos” y uno que otro apasionado, que aunque con su nombre real, reparte disparates, ya que muy poca o nada de influencia tendrán sobre la verdadera opinión pública, de la gente informada, que dicho sea de paso ni tiene tiempo de estar pegado a las redes sociales más que de vez en cuando.

Esta intensa guerra sucia y discusión estéril en las redes sociales ha caído en la degradación del Derecho Constitucional a la Libertad de Expresión, que muchos lo confunden con la especulación, la mentira, el engaño y la facilidad que les da el poder del anonimato.

Estamos ya en pleno ejercicio del periodismo electrónico en la red, en donde fluye a diario la opinión profesional de editorialistas, columnistas o cartonistas, pero por desconocimiento de lo que son los géneros periodísticos, muchos creen que las redes sociales sustituyen los espacios para fomentar la reflexión periodística profesional, realizada por conocedores de la sociedad y la política, todavía en manos de los portales noticiosos con verdadera influencia en la opinión pública, que es un trabajo muy distante a lo que promueven estos “perfiles falsos”.

El periodismo tradicional de medios electrónicos en el internet y vinculados a sus redes sociales, realizado por periodistas profesionales seguirá siendo el que tenga la batuta para fomentar la opinión pública, no la opinión promoviendo la mezquina guerra sucia en las redes sociales, cobardemente escondidos bajo la sombra del anonimato.

Reiteramos, las elecciones se ganan con votos, convenciendo a la sociedad con propuestas y alternativas de solución a la diversa problemática social, ya que únicamente la verdad expresada con lógica, con argumentos sólidos y el raciocinio es la que convence a los seres humanos, no la mentira, la difamación y especulación a través de estos perfiles anónimos.

Por eso no hay que creer todo lo que lean en estos burdos posteos, ni en la opinión personal de cientos de “facebookeros” proclives a desinformar porque precisamente sus fuentes son la basura que vierten estas legiones de hordas dogamtizadas a través de perfiles falsos. Va.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2021.
Shortlink: https://ndlb.red/8vw

Comentarios

Translate to