Comentarios de la Bahía: El Partido Verde la expresión política más corrupta en México

  • Presentaron en el Senado la iniciativa, con la cual se amplió el período del primer Ministro de la Suprema Corte de Justicia, lo que constituyó una flagrante violación a la Carta Magna
  • Con MORENA hemos regresado a la Presidencia Imperial que tanto criticaron quienes hoy gobiernan

El Partido Verde Ecologista de México, representa la expresión más corrupta de los partidos políticos en este país, ya que fueron usados para presentar en el Senado la iniciativa de un Artículo Transitorio, con el cual se amplió el período a 2 años al frente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo que constituyó una flagrante violación a la Carta Magna, que establece que la duración del período es de 4 años, precisamente porque su espíritu es para que esta magistratura fuera transexenal y no existan conflictos de interés entre los tres Poderes del Estado.

Esto además de que causó una gran irritación en el mundo académico y reproche de destacados constitucionalistas, hasta cualquier estudiante del primer año de la carrera de Derecho, se daría cuenta que esta modificación es inconstitucional, puesto que para extender el período del Poder Judicial, primero tendían que reformar la Constitución, ya que ninguna Ley secundaria inferior o Artículo transitorio, puede estar encima de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Esto es un claro madruguete de MORENA y sus aliados, que representa otro de los intentos del Presidente AMLO para someter a los Ministros e inclinar la balanza institucional a favor del bloque gobernante, indiscutiblemente que esta acción es un atentado contra el Poder Judicial que se hizo en lo oscurito, con el clásico “mayoriteo”, un atentado contra la soberanía y la democracia, ya que La Suprema Corte está pensada para ser un contrapeso y parece que para el presidente es bastante conveniente querer tener una Corte cómoda.

Y es que está bastante evidente que al Presiente que juró respetar y hacer valer la Constitución y las leyes que de ella emanen, ya demostró que no le gustan los poderes e instituciones autónomos, con los que dicho sea de paso tiene frentes abiertos, como el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Electoral y la propia la Suprema Corte de Justicia, además de otras instituciones que prácticamente pretende desaparecer o están por hacerlo, debido a la concentración y centralización de la administración pública federal.

El riesgo de que mediante Artículos Transitorios pretendan ampliar el periodo de 4 a 6 años del Primer Ministro de la Nación, dará pie y justificación para que lo quieran hacer incluso con el propio Presidente de la República, de cualquier alcalde o Gobernador, tal como quisieron extender el periodo del gobernador de Baja California Jaime Bonilla, así como los periodos de los magistrados del Tribunal Electoral, que responden a los intereses de MORENA.

La aprobación de esta reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial por la mayoría morenista y sus aliados en el Senado, es una aberración jurídica, un disparate, ya que el Artículo 97 constitucional, en el párrafo cuarto que está actualmente en vigor señala de forma puntual: “Cada cuatro años, el Pleno elegirá de entre sus miembros al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual no podrá ser reelecto para el período inmediato posterior”, sin duda una ampliación puede considerarse reelección lo que está prohibido por la Constitución.

El plazo de Arturo Zaldívar al frente de la Suprema Corte, vence el próximo año, pero con la nueva medida lo dejaría al frente del tribunal hasta 2024, el mismo año en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador concluirá su sexenio, lo que resulta muy conveniente para la nueva hegemonía gobernante, que ni en los mejores tiempos del PRI lo hubieran hecho mejor, sin duda alguna hemos regresado a la Presidencia Imperial que tanto criticaron quienes hoy gobiernan; falta que esta reforma pase por la Cámara baja, en donde MORENA cuenta con la mayoría suficiente para concretar este atraco.

El Partido Verde Ecologista de México, quien subió esta propuesta, ha sido satélite del PRI, del PAN y ahora del gobernante MORENA, que a pesar de su nombre de “ecologista”, en los Estados y Municipios en donde tienen injerencia, este “membrete” familiar de “juniors”, permite mediante concesiones la minería a cielo abierto, la explotación de recursos naturales y la construcción de complejos hoteleros en áreas protegidas.

Por lo que definitivamente el PVEM no representa una visión ambiental, por el contrario, es cómplice de profundos daños ecológicos, sociales, éticos, electorales y económicos que perjudican al país, además que recibe lo peor de los actores políticos que no tuvieron cabida en MORENA, sumado a que muchos de sus principales dirigentes, han estado envueltos reiteradamente en escándalos de corrupción. VA.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2021.
Shortlink: https://ndlb.red/8kn

Comentarios

Translate to