La presidencia maldita: siguen las consecuencias

Fue fundamental la traición de Ney González al PRI para que Rafael Cervantes Padilla llegara a la presidencia municipal de Bahía de Banderas.

Pero también lo fue, que el “priísta” José Gómez se volteara contra su partido y apoyara a su cuñado al ver la clara conveniencia de que al llegar al poder, tendría la mesa puesta él también para ser presidente municipal.
La tarde del 1 de julio de 2014 mientras empezaban a fluir datos de las casillas, José Gómez al ver perdida la elección empezó a lloriquear en su búnker.
Entonces entro una llamada, era Cuquita Gómez su hermana quien le dijo que Rafael ya se estaba haciendo cargo de todo y que no se dejara ver llorando, que saliera con su gente a mostrar que todo iba bien.
José Gómez no ganó la elección, se la robó. Juan Carlos Elizondo se encargó en el Consejo Municipal Electoral de cubrirle las espaldas al negar de manera absoluta la apertura de paquetes electorales.
Ya como presidente municipal, José se negó a reconocer a la gente de Rafael que lo ayudó a llegar a la presidencia, entre otros, a Lázaro Cárdenas con quien hoy comparte celda en la cárcel de Bucerías.
Quien se iba a imaginar que cuando Rafael inauguró la cárcel de Bucerías, sería para hospedar ahí a su cuñado con quien tuvo tantos problemas.
Al final Rafael se fue de éste mundo repentinamente, constantemente era llamado a la Fiscalía y que no resistió las preocupaciones además del pleito que traía con su cuñado quien está en la cárcel con acusaciones muy delicadas que en opinión de los abogados, lo tendrán tras las rejas mucho tiempo.
Pareciera una maldición la presidencia municipal de Bahía de Banderas ante el abuso del poder, marcó a la familia Cervantes Gómez de manera trágica.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/52z

Comentarios

Translate to