POLÍTICA DEPORTIVA

El día de hoy le llamaremos política deportiva a “las acciones realizadas tanto de aspirantes a un puesto gubernamental, así como a las personas que se dedican a realizar alguna disciplina deportiva”. A lo que con otras palabras se le puede decir hipocresía mutua.

Es de llamar la atención como a los candidatos de diferentes partidos políticos les nace ese amor por el deporte, con la única finalidad de acercarse a las diferentes ligas y disciplinas deportivas para obsequiar algún balón, uniforme o trofeo solo para conseguir el visto bueno, la simpatía, la foto (masividad) y por supuesto lo más importante, el voto del gremio deportivo.
El aspirante al salir del evento protocolario piensa “¡Con estos balones y trofeos me los gane, ilusos!”.

Por otro lado los atletas, jugadores de ligas, entrenadores y directivos se dejan apapachar abriendo los brazos a todos los regalos que les fueron entregados y posando para una foto con caras insípidamente alegres.
Los deportistas al término del evento piensan, “Apoco cree que por estos uniformes le voy a dar mi voto, iluso!”.

El político sabe que si obtiene el voto de más de la mitad será de gran ayuda a la hora de las elecciones y podrá levantar la mano como ganador, sabiendo perfectamente que las promesas de campaña, “arreglar los espacios deportivos, apoyar a las jóvenes promesas (apoyo económico) , arreglar el alumbrado de las instalaciones,” entre otros, no las va cumplir llegando a la silla.

El deportista sabe que de llegar el candidato de cuello blanco jamás se volverá a parar en el campo de juego, mucho menos cumplir cada una de sus promesas. Por eso muestran su desinterés y brillan por su ausencia el día de las votaciones.
El político les llama malagradecidos, los deportistas les dicen mentiroso. ¡Pero a la hora de la foto todos sonríen!

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Editorial Noticias de la Bahía S. de R. L. de C. V. Todos los derechos reservados © 2019
Etiquetas:
Shortlink: https://ndlb.red/23q

Comentarios

¡Diviértete en la Bahía!

¿Qué hacer en Vallarta?

Ocio en Compostela