La UAN no está quebrada porque el actual Rector Nacho Peña “se robó el dinero”

A cómo “chiflan” los dogmatizados anti educación superior pública, la UN no está quebrada porque el actual Rector Nacho Peña “se robó el dinero”, le tocó la “rifa del tigre”, así recibió la institución, si bien es cierto fue funcionario de la anterior administración, era el encargado de la planeación académica y de docencia, no de las finanzas, no manejaba el dinero, quien lo conoce,sabe que no es un hombre que sea rico “porque roba” o desde que es Rector o directivo en el pasado.

Tampoco corresponde a los universitarios investigar el asunto del exrector Juan López Salazar, por el presunto desvío de 700 millones, eso está en manos de las autoridades, ya hay detenidos, la información se ha puesto a disposición de los investigadores, las irregularidades del 2015 fueron denunciadas y existe un juicio penal a través del cual se giró orden de aprehensión contra el ex rector y otras personas, mientras que un vigilante de la UAN se encuentra en prisión, dictado un auto de vinculación a proceso.

Simplemente la UAN opera con déficit financiero desde hace años, que se hizo como una interminable bola de nieve, porque no recibe el subsidio que le ha correspondido en la medida de su crecimiento en matrícula, indicadores y resultados.

La institución recibe 50 mil pesos anuales por alumno, cuando las universidades sin crisis adquieren arriba de cien mil; el subsidio estatal es del 13 por ciento, cuando debiera ser mínimo del 30 por ciento que es la media nacional.

Es una obligación del Gobierno subsidiar su universidad estatal, que dicho sea de paso ha sido auditada “hasta los huesos”, por tres organismos externos, -como dijo el propio rector-, con resultados públicos y a la vista, como es la exigencia de la autoridad federal y el propio Presidente AMLO, la “autonomía” no es ni ha sido pretexto para no rendir cuentas ante las instancias correspondientes.

Las prestaciones de los trabajadores académicos y administrativos no son cosa del otro mundo, ni exageradas, aguinaldo, vacaciones, IMSS, jubilación, todo dentro de la Ley Federal del Trabajo.

Uno de los grandes problemas, que es responsabilidad del Estado y la Federación, que le han dado la vuelta, es que históricamente se hizo cargo de las Preparatorias en casi todos los municipios, que se incorporaron, pero sin ir acompañadas del subsidio correspondiente, hay un enorme déficit de plazas, porque la SEP en 40 años no ha reconocido la educación media de la UAN.

Esto significa que se le paga a los maestros y administrativos de las preparatorias, de la misma bolsa que llega para educación superior; si bien es cierto la comunidad universitaria está enojada porque no ha recibido el pago de sus quincenas y prestaciones de diciembre, la autoridad universitaria encabezada por el Rector, sí está haciendo las gestiones para acceder a los recursos necesarios que se requieren para salir de la crisis, tal como lo hizo el año pasado.

Los dogmatizados y fanáticos intelectualoides, que atacan a la UAN, que sugieren su desaparición, ni se imaginan el enorme conflicto social que detonará, que afectará sin duda la economía de la capital Tepic, pero principalmente porque más de 30 mil alumnos perderán el semestre.

El nuevo gobierno de la República, mostró su verdadera cara y recortó el presupuesto a las universidades públicas del país, 10 de las cuales están a punto de declararse en insolvencia financiera, con lo que 500 mil estudiantes se quedarán sin clases.

La UAN requiere de la solidaridad de toda la sociedad, porque es un patrimonio de la juventud nayarita, en donde se han formado generaciones de profesionistas, hijos de la clase trabajadora y campesina, que sin esta opción de estudios, no hubieran podido cursar su licenciatura o posgrado.

Mientras tanto más de 6 mil familias de docentes y administrativos, están sin recibir su sueldo y prestaciones, lo que es una calamidad, diciembre negro para los universitarios, esperamos pronta solución a este terrible situación, no aceptamos los señalamientos que “universitarios” somos sinónimo de corrupción, es una visión muy simplista y política del problema universitario y de la educación superior pública

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Editorial Noticias de la Bahía S. de R. L. de C. V. Todos los derechos reservados © 2019
Etiquetas:
Shortlink: https://ndlb.red/1rz

Comentarios