Si AMLO no invierte en educación será demagogia su discurso de cambio

Si AMLO no invierte en educación será demagogia su discurso de cambio
  • El próximo gobierno de la República y su partido MORENA, con amplia mayoría en el Congreso de la Unión para aprobar una reordenación del presupuesto y el gasto público, deben destinar en el sistema educativo nacional, muchos de los millones que ahorrarán con su política de austeridad.
México es un país subdesarrollado, esto significa en un entorno de globalización y
libre competencia internacional, que siempre estamos un paso atrás del desarrollo
capitalista, porque no producimos lo que consumismos (se tiene que importar), ni
existe un encadenamiento productivo de los tres sectores, en una nueva era
llamada la “economía del conocimiento”, en donde además de los factores de la
producción de tierra, trabajo y capital, se suma el “conocimiento científico”, que
incluso ya es el más importante.
En este marco, ya es tiempo de que México invierta más en educación e
investigación, porque la experiencia mundial, demuestra una estrecha correlación
entre el nivel de desarrollo de los países, con la fortaleza de sus sistemas
educativos; igualmente según estudios de la Organización para la Cooperación y
el Desarrollo Económicos (OCDE), un año adicional de escolaridad, incrementa el
PIB per cápita de un país entre 4 y 7 por ciento.
Por lo tanto, si realmente el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador
quiere cambiar al país, su gobierno debe invertir más en educación, investigación
y desarrollo tecnológico; pero por supuesto, también en más y mejores salarios
para docentes y personal administrativo de las instituciones educativas de todos
los niveles, para que sean de “tiempo completo”, sin simulación y no tengan que
estar buscando alternativas de ingreso para completar su gasto; muchos tienen
dos o hasta tres empleos por lo raquítico de los salarios.
Esto último ha degradado la función docente, ya que debido a políticas laborales
erróneas, la propia SEP y las instituciones educativas, para medir la productividad
de los profesores, han establecido que son los cursos, congresos, diplomados,
investigaciones, publicaciones y conferencias, como medida para que puedan
percibir una mejor remuneración, dejando de lado la función docente en el aula,
que es la más importante, por lo que no pocos se dedican a recopilar documentos
de currículum, pero abandonando sus grupos, cuando atenderlos debería ser lo
prioritario, porque son las horas aula las que generan graduados de calidad en la
educación básica, media y superior. Esto debe cambiar.
De ahí la importancia de que el próximo gobierno de la República y su partido
MORENA, con amplia mayoría en el Congreso de la Unión para aprobar una
reordenación del presupuesto y el gasto público, destinen en el sistema educativo
nacional muchos de los millones que ahorrarán con su política de austeridad, que
dicho sea de paso, la educación, principalmente la media y superior, ha sido
abandonada a su suerte por 30 años de modelo económico neoliberal, que ya
quedó demostrado, no reactivó la economía ni trajo los niveles de bienestar
anhelados por los mexicanos.
Así que impulsar y consolidar un verdadero sistema educativo nacional, iniciando
por rescatar las 10 universidades públicas estatales en crisis financiera, entre ellas
la UAN, también es un gran reto para quien será Secretario de Educación Pública,
Esteban Moctezuma Barragán, ya que la economía como ciencia, marca al
conocimiento en sus postulados del desarrollo económico moderno, como
principal factor de la producción. Si no se hace esto, será mera demagogia su
discurso de cambio. Va
Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/1ke

Comentarios

Translate to