Messi: “LaLiga está más competitiva que nunca”

“¡Vendame que sigo! ¡Vendame que sigo!”, le pidió Lionel Messi al médico del Barcelona que lo atendía a orillas del Camp Nou. Era el 20 de octubre y el argentino acababa de chocar con el Mudo Vázquez en el partido ante el Sevilla.Llamó tanto la atención la aparatosa caída como las quejas del 10. “Leo nunca se pone a dar vueltas en el suelo. Sabíamos que le dolía en serio, por eso nos sorprendió cuando le pedía al médico que lo vendara”, explica unos de los futbolistas azulgrana que escuchó el pedido de La Pulga. El galeno, finalmente, vendó a Messi. Fue en vano, el dolor era más fuerte que la entusiasmo del 10. “Fractura en el radio del brazo derecho. Tres semanas de baja”, anunció al día siguiente el Barcelona.

La espera desespera a Messi. “La aguantó muy bien”, cuentan desde el entorno del 10. Se dejaba ver el rosarino por la Ciudad Deportiva del Barcelona, también en el Camp Nou. No estaba solo en la grada del estadio azulgrana; el clásico lo vio junto a su hijo mayor, Thiago. “Me sorprendió porque lo vive y lo entiende. Me hacía preguntas sensatas y buenas, sobre el juego, sobre las situaciones que iban pasando. Nunca lo había vivido con él y fue algo muy lindo”, contó el capitán del Barcelona. De hecho, solo se perdió el encuentro ante el Rayo en Vallecas y frente a La Cultural en León. Hasta viajó con el grupo y sin el alta médica a Milán el martes de la semana pasada. “Hemos preferido no correr riegos con Leo”, explicó Valverde, tras dejar a Messi en la grada en San Siro.

Y, tres semanas después, Messi volvió al Camp Nou. “Por suerte me encontré bien. Al principio con un poquito de miedo porque no había tenido mucho contacto, pero a medida que fue pasando el partido me fui soltando un poco más. Tenía ganas de estar dentro de la cancha”, explicó el 10 en la gala de Marca, donde recibió el premio Pichichi por sus 34 goles en 36 partidos en la temporada 2017-2018. Además, el rosarino se llevó el Alfredo Di Stéfano, galardón al mejor jugador la última Liga.

Todos los premiados de la gala.
Todos los premiados de la gala. 

Ganador de cinco Pichichis (está a uno de Telmo Zarra, el argentino persigue su décima liga. Aunque líder, no lo tendrá fácil el Barcelona. “Es bueno, está más competitiva que nunca y cualquiera le gana a cualquiera. Eso es bueno para LaLiga, para el espectador y ojalá que siga así bastante tiempo”, deseó LaPulga. No fue el único premiado de la tarde. Iago Aspas se llevó el Zarra (mejor goleador español), Oblak, el Zamora (portero menos batido); y Marcelino, el Miguel Muñoz (entrenador). Rubi, hoy en el Espanyol, se consagró como el mejor entrenador de Segunda, después de ascender al Huesca.

 

Con información de El país

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Etiquetas: ,
Shortlink: https://ndlb.red/1fy

Comentarios

Translate to