El personal académico de la UAN “tiene hambre y sed de justicia”- Comentarios de la Bahía

  • En la UAN son los Maestros de aula, los que forman licenciados y bachilleres de calidad
  •  Perfil “PROMEP” y “PRODEP”, programas con bastante inequidad, puesto que el Docente de tropa que por el bajo salario, no tiene para pagar Maestría, Doctorado, Especialidades, jamás podrá aspirar a sus beneficios
  •  Las claves para acceder a estos programas, las controlan algunos y son asignadas con criterios fuera de la norma y por “recomendaciones”
  •  Hay tres candidatos al SPAUAN, el Doctor Humberto Lomelí Payán, que encabeza la planilla Desarrollo e Innovacion Sindical, el Maestro Humberto Haro Beas que abandera la planilla Compromiso y Liderazgo Sindical, y la Maestra Beatriz Angélica Toscano de la Torre, que dirige la planilla Alternativa Sindical

El Personal Académico de la Universidad Autónoma de Nayarit “tiene hambre y sed de justicia”, de equidad laboral y respeto irrestricto al Contrato Colectivo de Trabajo, que se termine con el privilegio de una casta de “docencia dorada” y de “investigadores” que no dan clases, pero que se llevan el poco presupuesto para reclasificaciones, con una política totalmente injusta, de “documentitos”  “rubros” les llaman, que ha degradado la función en el aula.

Y es que con tal de acceder a recursos adicionales que la SEP pone a disposición de los maestros, en donde le etiquetan “porcentajes a cada profesor”, no pocos dejan horas aulas para dedicarse a otras actividades que no son “dar clases”, aunque paradójicamente dan “indicadores” como un estándar de una política educativa nacional errónea que mide a las instituciones, con estos criterios que no son precisamente el grueso del trabajo como lo es las sesiones en el aula, que es el que hacen la mayoría de los maestros en la UAN, pero contrariamente son los menos beneficiados.

Esto ha provocado una línea divisoria entre “docentes de primera y docentes de segunda” y hasta de tercera, ante una clara pasividad del SPAUAN que ha permitido esta “gran diferenciación”, totalmente injusta, cuando el propio Contrato Colectivo de Trabajo contempla que para aspirar a reclasificarte, no es necesario tener una Maestría o un Doctorado, mucho menos hacer “investigación”; en esto hay bastante confusión y una desatinada interpretación de las normas, ya que “o te contratan para dar clases” o para “hacer investigación”, en ambos casos deben ganar igual salario.

La función sustantiva más importante en la UAN es indiscutiblemente la de docencia y el trabajo colegiado en academia, que es en donde se planea el trabajo en las aulas, que es la que ha cultivado que la Universidad esté en su mejor momento de su historia académica, con 19 programas de licenciatura acreditados, no es la “investigación de escritorio”, ni la “simulación de asistencia a Congresos” que hacen algunos, que sí es cierto, a estos “turistas académicos” les dan “documentos”, claro, “cumplen el requisito”, pero que muchas de las veces no mejoran la calidad de la cátedra que imparten en sus pocas horas frente al aula.

Muchos de estos  docentes “investigadores”, automáticamente al “hacerse doctores” efectivamente “ya son “indicador”, pero que confunden como un sinónimo de calidad, dentro de la política educativa neoliberal, que el actual gobierno federal sigue manteniendo, “lo doctor no quita la soberbia intelectual, ni lo tarado”.

En la Universidad Autónoma de Nayarit son los maestros de aula los que forman licenciados y bachilleres de calidad, aquellos que brindan 15, 20, 30 y 40 horas a la semana frente a sus estudiantes, que están los 5 días de la semana dando clases, desde las 7 de la mañana, preparando sus sesiones, calificando, revisando ensayos y tareas, pero que por esa razón y el bajo salario, no pueden financiarse una Maestría, un Doctorado, ni acudir a Congresos, o presentar ponencias o publicar artículos científicos, que por cierto hay que pagar por eso.

El docente de tropa no tiene, no tiene y no tiene dinero para posgraduarse, está enfocado en preparar sus clases, mal vivir con su magro salario, ahora con la incertidumbre y la agonía de no saber si recibirá su quincena y sus prestaciones; la UAN es la segunda institución de educación superior en el país, en donde los maestros y trabajadores ganan los salarios más bajos, insuficientes para vivir con decoro, realmente la clase trabajadora universitaria hace magia para estirar el gasto, es la razón por la que muchos tienen varios empleos, cuando el ser docente, debería ser suficiente para dedicarse de tiempo completo a la actividad académica.

Es peor para los Maestros de las Preparatorias,  a quienes les expreso mi total solidaridad, aprecio y apoyo incondicional, que casi casi esta “élite de docencia dorada” a la que nos referimos, los catalogan como “Maestros de tercera”, ya que ni siquiera tienen derecho a participar en los procesos para las dichosas “becas al desempeño docente, mucho menos aspirar al perfil “PROMEP” o el Perfil “PRODEP”, programas con bastante inequidad, puesto que el Docente que no tiene para pagar Maestría, Doctorado, Especialidades, insisto por el bajo salario, jamás podrá aspirar a sus beneficios.

Paradójicamente, son precisamente estos docentes, los de las preparatorias y los “soldados rasos” de aula en el nivel licenciatura, los que generan esos egresados de calidad, los que verdaderamente educan ideológica y técnicamente a nuestros alumnos, no los “investigadores y perfiles PRDODEP y PROMEP” que son los que menos “clases” imparten, dicho sea de paso, el grupo que controla las “claves” para acceder a estos programas, las otorgan con criterios fuera de la norma, beneficiando a algunos docentes por “recomendación”, cuando su trabajo debería ser facilitar estos procesos, simplemente están acaparando estos programas que son de la SEP, lo que es una medida totalmente inequitativa; seguramente el Rector Jorge Ignacio Peña González, desconoce que están beneficiando a docentes que no cumplen los requisitos.

Por eso el piso no está parejo,  esta debe de ser la discusión en la que tenemos que ponernos de acuerdo en el SPAUAN, porque hay una corriente que “ha fomentado esta documentitis” pero que injustamente ha favorecido a un grupo privilegiado, una “élite” que desde hace dos periodos rectorales, a partir de propuestas de “docentes surgidos de la FEUAN”, (aclaro puntualmente que no la corriente histórica que la fundó, y que concluyó en el periodo de Humberto Lomelí en la dirigencia estudiantil), sino la de los últimos 15 años, a partir de Héctor López Santiago, que hoy es encabezado por  el actual presidente feuanista Arón Verduzco, “que quisiera saber de qué carrera, especialidad o Maestría es alumno” o está inscrito.

(Ya es tiempo que el Presidente de la FEUAN, sea realmente un verdadero estudiante de licenciatura o Maestría, electo entre los presidentes de los comités estudiantiles de las unidades académicas, y no un “egresado” que se avienta 6 años al frente de la dirigencia estudiantil, -como periodo rectoral-, vamos parando eso ya en el seno del CGU y en la normativa universitaria). Aclaro, que opino de la situación estudiantil, porque ellos tuvieron una clara intromisión en el proceso de SPAUAN, aparte aquí no le tememos a nadie, “ni al diablo”.

Y es que dicho sea de paso, ocurrió un hecho vergonzoso en el actual proceso de renovación del Comité Ejecutivo del SPAUAN, ya que el candidato de la planilla Desarrollo e Innovacion Sindical, el Doctor Humberto Lomelí Payán, denunció públicamente, que el líder estudiantil Arón Verduzco, cometió un terrible exabrupto y falta de tino, al intervenir en el proceso de renovación del sindicato de Maestros, secundado por su mentor el exdirigente Ángel Aldrete Lamas, convocando a una reunión a directores de unidades académicas, exdirectores, funcionarios y exfuncionarios universitarios, para “dar línea” en favor de un candidato al SPAUAN.

Con esta clara intromisión, se puso en evidencia un proyecto de largo plazo, en el que algunos exlíderes de la FEUAN en un “sueño guajiro” diseñaron una estrategia para secuestrar políticamente a la institución, dándole con esto un “virtual” “golpe de Estado” al Rector Ignacio Peña, que cabe aclarar no tuvo vela en el entierro en la reunión como lo pretendieron hacer creer, en donde se dio esta “supuesta línea hacia un candidato” de los contendientes al SPAUAN; que “con esos amigos, para que quiere enemigos” el Maestro Francisco Haro Beas. Muchos docentes reprobamos totalmente la intromisión del Presidente de la FEUAN Arón Verduzco, en un asunto que compete estrictamente al voto democrático de los profesores agremiados al SPAUAN.

En este sentido, el próximo 14 de junio, los docentes universitarios, están en la posibilidad de cambiar la historia, para que ya no se nos siga viendo  a los profesores como débiles, sin acciones, que se nos catalogue como un sindicato pasivo, de continuar permitiendo el privilegio para los docentes emanados de la FEUAN, de aceptar sin protestar, que se hagan sesgos políticos en las escuelas que han afectado, bloqueado y congelado Maestros, de seguir permitiendo que quienes controlan las claves para acceder a los programas de la SEP, lo hagan con criterios políticos, que otorgan a docentes recomendados, pero al resto le ponen trabas.

Tenemos que terminar con la “docencia y la investigación dorada” para que el piso sea parejo, en donde sea igual salario tanto para el que da clases como al que hace investigación, que el SPAUAN genere y facilite la capacitación docente y los posgrados, que no les cueste a los maestros de tropa, que son repito, los que sacan el grueso del trabajo, para que puedan acceder a los programas  de la SEP y elevar indicadores, por lo tanto la calidad de sus clases, necesitamos un SPAUAN que coadyuve con el Rector Ignacio Peña a conseguir los recursos para salir de la crisis financiera, que no confronte, pero que si exija cuando se violenten los derechos contractuales, no que se queden callados.

Hay tres candidatos al SPAUAN, el Doctor Humberto Lomelí Payán, que encabeza la planilla Desarrollo e Innovacion Sindical, el Maestro Humberto Haro Beas que abandera la planilla Compromiso y Liderazgo Sindical, y la Maestra Beatriz Angélica Toscano de la Torre, que dirige la planilla Alternativa Sindical; esperamos que los maestros y maestras universitarios, los jubilados, razonen su voto, no hagan caso a las historias de “línea” así sean de Arón Verduzco, que estén acudiendo a las visitas de los planteles de los tres candidatos, y sea la propuesta la que los convenza de su voto, como académicos que son y no los “dichos” de dirigentes estudiantiles de la FEUAN

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/3gf

Comentarios

Translate to