Enfrentamiento entre pescadores y marinos

Tres pescadores ilegales de San Felipe, Baja California, se enfrentaron en el mar por una red ilegal. Lo consiguieron, se la llevaron con todo y una totoaba, pez considerado la cocaína del mar. Llegaron a playa, subieron la panga a un remolque y trataron de escapar de la Marina, que ya los esperaba en tierra. Ahí comenzó el enfrentamiento.

En el intento de detención, elementos de la Marina lesionaron a un hombre identificado como Enrique García de 37 años. Esto ocurrió cerca de las ocho de la mañana y desencadenó protestas contra las autoridades.

Los inconformes lanzaron piedras y bombas molotov contra el sector naval, también prendieron un vehículo y dos embarcaciones. Durante los disturbios, una mujer de 65 años y un menor de 17 resultaron lesionados.

La Marina, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Policía Municipal activaron un operativo e intentaron disuadir a los manifestantes con un helicóptero.

En un comunicado, la Secretaría de Marina reconoció que al intentar detener a los pescadores ilegales, les dispararon por accidente.

La familia asegura que Enrique García fue atendido en el Hospital General de Mexicali por tres heridas.

Le pegaron como tres balazos”, dijo José Demetrio Soberanes Sandez, hermano del pescador herido.

-¿Cuántos años tiene tu hermano?

37”.

-¿Dedicándose a la pesca?

Como cinco años”.

Francisco Vega, gobernador de Baja California, explicó que el herido es atendido en Mexicali, que está grave, pero estable.

La pesca de totoaba está prohibida en el Alto Golfo de California porque está en peligro de extinción y porque las redes que se utilizan dañan a los mamíferos marinos, entre ellos, la vaquita marina, especie de la cual no quedan más de 15 ejemplares. Este el primer eslabón del tráfico de buche o vejiga natatoria, negocio vinculado al crimen organizado.

Pescadores legales de San Felipe se deslindaron de las protestas.

Pide a las autoridades intervenir lo antes posible para solucionar el tema de la pesca legal, debido a que ya no hay compensación económica ni redes que les permitan salir al mar sin dañar a la vaquita marina.

Asegura que la ilegalidad ha dañado seriamente a las comunidades de San Felipe,Baja California, y el Golfo de Santa Clara, Sonora, donde la violencia ha escalado en los últimos años.

Con información de Noticieros Televisa

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/2sa

Comentarios

Translate to