¡Conflicto entre padres de familia y maestros de escuela primaria de Jardines del Sol!

 

La supervisora escolar de primarias de San José del Valle, intervino en un caso de inconformidad paternal en la primaria de Jardines del Sol en el que por falta de comunicación fue señalado el caso de poca atención a uno de dos niños que necesitaban consideración por asuntos médicos y los padres optaron por pedir la baja.
Los involucrados en este caso que fue resuelto son Héctor Rogelio Solorio Ruiz, padre de dos menores de 6 y 8 años de edad, respectivamente, así como la directora del plantel, Joanna Isabel Ballesteros Bueno y la supervisora escolar de primaria, Perla Pelayo Ibal, quienes tras un buen dialogo lograron ponerse de acuerdo.
Sobre el caso, el padre de familia manifestó que le hablaron del plantel para decirle que su hijo tuvo un incidente al jugar con otros niños y quedó con una lesión leve junto al ojo, cuando llegó el tutor pensó que su hijo había sufrido otra fractura, pues tiene en un brazo antecedentes de una que se hizo en otro lado, de la cual le pusieron clavos para su recuperación y creyó que con el incidente recaería y al no sentirse atendido en el caso por personal docente, pidió la baja de los dos alumnos.
Por lo anterior, el padre de familia intentó hablar con la directora pero no hubo dialogo entre los dos y pensó cambiar de escuela a sus hijos, sin pensar que estos serían afectados con el cambio por lo que la directora del plantel tras extender la baja solicitada solicitó la intervención de la supervisora para que atendiera esta situación con quien se reunieron para abordar el tema.
Entrevistada al respecto, la profesora Perla Pelayo Ibal, supervisora de la zona escolar número 30 con sede en San José del Valle informó, que se va a notificar por escrito con archivo clínico la situación del menor para tomar en referencia el cuidado hacia el alumno con lo cual el padre de familia autorizó que por seis meses a consideración de su médico el niño no se expusiera en educación física.
Mencionó además la supervisora escolar, que les pidió de forma voluntaria a los padres de familia que realizaran lo anterior por escrito con el fin de proteger y salvaguardar ante todo la seguridad del niño, porque la atención del menor ante cualquier institución esta será responsabilidad de los padres.
Afirmó que en dicha reunión se llegó a dicho acuerdo entre las partes, de lo cual el padre de familia está consciente de la situación porque así lo externó, por lo que será respetado ese acuerdo y la recomendación de los padres para que el menor en la hora de educación física, no sea expuesto para evitar una recaída.
También dijo la supervisora que van a platicar con el profesor de educación física para que valore la situación del menor de una forma diferente por la situación que presenta, para que tomen en cuenta el promedio del bimestre anterior, o con algunas actividades que tengan que ver en el grupo y no sea afectado en su promedio.
Finalmente, la supervisora dio la recomendación a los padres de familia que ante toda situación deben acercarse con la directora o con la supervisora, las cuales tienen las puertas abiertas para todo asunto relacionado con la educación de los niños y evitar tomar medidas impulsivas que como padres les duele lo que les pase a sus hijos, pero lo ocurrido a los niños, fue al calor del juego y que estarán pendientes de ellos para que ante cualquier cosa que pase tomen medidas necesarias en pro de los niños.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.

Comentarios

Translate to