Los políticos indiscutiblemente requieren de los periodistas

Comentarios de la Bahía
Por Nayar Araiza López

• Quienes se dedican a la función pública, siempre estarán en constante y estrecha relación con los medios para vincularse con la sociedad

Los políticos indiscutiblemente requieren como condición inherente a su actividad el servicio de los trabajadores de prensa “de la perrada”, a “los periodistas”, ya que teórica y técnicamente su función es fundamental para la política, aunque algunos por su soberbia e ignorancia supina que derraman por los cuatro costados no lo reconozcan, menos ahora con las redes sociales, que estamos ante un fenómeno de “políticos desquiciados”, que se sienten ellos mismos “comunicadores de prensa” de sus propias actividades y que trasmiten o publican a través de sus muros personales.

La clase dirigente o gobernantes le dan vital importancia a los medios de comunicación electrónicos o escritos, ahora presentes en el “ciberespacio”, ya que como puente directo que son con la sociedad, les interesa que sus hechos y acciones sean asimilados por las conciencias de sus subordinados, esto forma parte de “una relación de dominio” dentro de “una relación de poder”, entendiéndolo este como la capacidad de una clase para lograr sus objetivos específicos, como la gobernabilidad y el bien común; esto dentro de un hecho social político que por excelencia es el Estado, es vital y necesario; de ahí la existencia de las “oficinas de comunicación social o de prensa” en los gobiernos en sus tres niveles, partidos políticos e instituciones.

Igual aplica para los aspirantes a los cargos públicos, a las legislaturas y el Senado, estos, cuando andan detrás de las candidaturas, a los primeros en buscar es a los periodistas, para que “los ayuden”, muchas veces valiéndose de la ingenuidad o buena voluntad y disposición de los trabajadores de la prensa, que una vez que logran su objetivo, se les olvida la importante función de comunicación y de opinión editorial que se les realizó, después ya ni el teléfono contestan. Obviamente los comunicadores, requieren una retribución económica por su labor periodística a este incomprendido pero necesario oficio.

Así pues, como entonces que nuestros políticos y mandatarios, siempre estarán en constante y estrecha relación con los medios para vincularse con la sociedad; pero indiscutiblemente que necesitan de la prensa y por lo tanto de los trabajadores de la comunicación o periodistas; todo el tiempo estarán buscando “periodistas amigos”, -cuando les conviene- y más en procesos electorales o en sus informes de gobierno.

Esto, extraordinariamente lo afirmó en su filosofía Julio Sherer García, fundador de la revista Proceso: “Políticos y periodistas, se buscan unos a otros, se rechazan, vuelven a encontrarse para tornar y discrepar. Son especies que se repelen y se necesitan para vivir. Los políticos trabajan para lo factible entre pugnas subterráneas; los periodistas trabajan para lo deseable, hundidos en la realidad. Entre ellos el matrimonio es imposible, pero inevitable el amasiato”, -dijo-, pero naturalmente que tienen que pagar por los servicios de prensa. Va.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2020.
Etiquetas: ,
Shortlink: https://ndlb.red/7c0

Comentarios

Translate to