En este 15 de mayo- Comentarios de la Bahía

Loor al Maestro auténtico, de hoy y de todos los tiempos

 

El tradicional Día del Maestro, que se conmemora este 15 de mayo, se acostumbra en la mayoría de las escuelas, que los padres de familia, sociedad en general y autoridades educativas, les organizan sus merecidos homenajes, por lo que como todos los años, no queremos dejar pasar este comentario editorial en su honor, que escribimos hace ya una década, pero que reproducimos por no encontrar palabras nuevas para destacar  la loable labor que realizan los profesores de todos los niveles, desde el preescolar, hasta la educación universitaria.

Alcanzar el conocimiento sobre las cosas y fenómenos del universo, ha sido afán del hombre desde sus orígenes, trasmitirlo a sus sucesores, preocupación permanente de Reyes y Estadistas. (Recuérdese sólo a Filipo de Macedonia, quien llamó al filósofo de más fama y sabiduría de la época, Aristóteles,  para que se hiciera cargo de la educación de su hijo Alejandro).

De los grandes maestros de la humanidad por excelencia, Sócrates y Jesucristo, se dice que abrevaron en las fuentes secretas de las sectas esotéricas del antiguo oriente, que se pierden en la noche insondable de una antigüedad portentosa; enseñanzas graves reservadas, a las que los filósofos llamaban con nombres técnicos acroamáticas y epópticas, lo que quiere decir, escuchadas de la boca misma del maestro y, solo para iniciados.

Algunos han llegado a concluir que aquellos sabios adquirieron los conocimientos por revelación divina,  o en el mejor de los casos, de mensajes de viajeros de otros mundos o de culturas antiquísimas desaparecidas, ya que no  poseían más instrumentos ni método que la razón,  la observación y el diálogo, en cuyo manejo fueron tan hábiles y espontáneos.

Sus enseñanzas sobre las virtudes y el comportamiento moral, el conocimiento del hombre y su educación cívica, han perdurado a través de los tiempos y siguen siendo ejemplos de abnegación y entrega hasta el sacrificio. Jesucristo es el fundador de la doctrina que lleva su nombre, que sus discípulos se encargaron de difundir por todo el mundo occidental; Sócrates, es llamado con toda justicia el fundador de la Ética.

Cuando aparecieron los sofistas –maestros trashumantes que cobraban por sus enseñanzas sobre retórica y el arte de gobernar-, el maestro de Atenas (Sócrates) los combatió  hasta la muerte, pues decía que enseñaban verdades solo en apariencia; la educación revestía formas de mandamientos, preceptos sobre la moralidad externa y en reglas de prudencia para la vida, trasmitidas oralmente a través de los siglos.

Los milesios, Tales y sus discípulos Anaxímes, Anaxágoras y Anaximandro, fueron Físicos auténticos  y astrónomos; buscaban una explicación del universo por causas físicas, en los elementos de la naturaleza, prescindiendo de los dioses o de elementos fuera de la experiencia sensible, del tiempo y del espacio; fue un avance en la historia del pensamiento filosófico.

Los tiempos y las formas de gobierno y organización social han cambiado, pero no la lucha ideológica, económica y política; la batalla de las ideas en la que la figura del maestro como soldado y protagonista central ha sido imprescindible en todos los tiempos, y lo sigue siendo, no obstante los increíbles adelantos en recursos tecnológicos del mundo actual.

Su figura se enaltece y dignifica por la misión histórica que está llamado a realizar, como factor clave del desarrollo social, agente transmisor del conocimiento y conformador de la conciencia cívica de las nuevas generaciones, dentro del proyecto educativo emanado de la revolución, que debe prevalecer y mantenerse, por encima de los intereses de grupos sociales, que pugnan por apartarse de laicismo y del marco constitucional que debe de regir el rumbo de la educación de los mexicanos.

En todos los tiempos y latitudes ha habido maestros extraordinarios, por vocación, que es la “virtud” a la que se refiere el filósofo y Maestro ateniense, cuando afirma que el hombre debe de conocerse a sí mismo, y dedicarse a lo que está destinado por propia inclinación.

El reconocimiento de la sociedad y del gobierno a su labor, debe traducirse en brindarle las condiciones de vida digna que le permitan dedicarse con exclusividad y tiempo completo a ejercer su noble ministerio en todos sus niveles y categorías. Ya es tiempo que los “Maestros”, en todos sus niveles, tengan percepciones salariales que les corresponde, equivalente  a su importante función, que no estén preocupados por conseguir ingresos adicionales para complementar su gasto, por lo bajo de sus salarios que perciben, ya que aún en México los docentes son de los peor pagados del mundo, siendo contradictorio que es el propio gobierno el principal violador de sus derechos laborales.

Loor al Maestro auténtico, de hoy y de todos los tiempos, en su día, este 15 de mayo, especialmente a todos mis compañeros docentes de la Universidad Autónoma de Nayarit, campus Bahía de Banderas, agremiados a nuestro sindicato del SPAUAN, así como al destacado grupo de profesores de la Escuela Secundaria Federal Fray Junípero Serra, de Bucerias, que hoy estarán conmemorando como cada año, esta importante fecha,  mi reconocimiento para el gremio. Felicidades.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Editorial Noticias de la Bahía S. de R. L. de C. V. Todos los derechos reservados © 2019
Shortlink: https://ndlb.red/38h

Comentarios

¡Diviértete en la Bahía!

¿Qué hacer en Vallarta?