Una ballena en la selva amazónica: el triste final de un cetáceo en tierra

Técnicos del Secretaría Municipal de Salud, Saneamiento y Medio Ambiente de Pará, en Brasil, analizan desde el pasado viernes 22 de febrero la aparición en una zona completamente cubierta de vegetación de la localidad de Soure, en la isla de Marajó (en la desembocadura del río Amazonas), de una yubarta o ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) de 11 metros de largo.

Las imágenes difundidas en las redes sociales muestran el cadáver del cetáceo parcialmente cubierto por arbustos -en una área de vegetación amazónica- y sin que se aprecie la linea de costa, dos detalles que han provocado rumores infundados sobre la procedencia del animal.

Pese a que no es habitual que estas ballenas de acerquen a la costa en la desembocadura del Amazonas en esta época del año, los expertos consideran del todo probable que la yubarta localizada en tierra (a unos 15 metros de la zona de la playa) muriera en el mar y fuera arrastrada por una marea.

Los biólogos de la ONG Bicho D’água presenciaron los primeros trabajos de estudio del animal y señalaron que a primera vista no tenía heridas visibles, por lo que se requiere una autopsia para determinar la causa de la muerte.

Dirlene Silva, portavoz municipal, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación brasileños que encontraron la ballena después de observar el vuelo en la zona de un grupo de aves carroñeras.

Las aves fueron vistas dando vueltas en una zona litoral poco habitual para ellas, por lo que se inspeccionó a fondo el lugar hasta encontrar el cadáver del cetáceo escondido en la densa vegetación. JEC

Con información de «La vanguardia»

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/2fw

Comentarios

Translate to