Un hombre mata a su madre, la descuartiza y se come parte de ella

Una escena «dantesca», dura de contemplar. Estas son las palabras usadas por los agentes de la Policía Nacional tras la detención de un hombre de 26 años que ha confesado haber matado y descuartizado en trozos «muy pequeños» a su madre, de 66 años, y haberse comido algunos restos con los que además habría alimentado al perro.

El arresto se produjo el jueves en el lugar del crimen, la vivienda familiar situada en el número 50 de la calle Francisco Navacerrada (zona de Ventas, en el madrileño barrio de Salamanca). El hombre tenía 12 antecedentes penales, la mayoría por maltrato a su madre.

La investigación se inició cuando una amiga de la víctima comunicó en la oficina de denuncias y atención al ciudadano del distrito de Salamanca que no veía a la mujer desde hacía un mes. Según fuentes policiales, cuando los agentes entraron en el domicilio encontraron el cuerpo descuartizado de la mujer y al arrestado, con un perro y varios recipientes de plástico en los que había introducido los restos del cadáver de su madre.

El detenido es el menor de dos hermanos. El otro, casado, vive desde hace tiempo fuera del domicilio familiar y según el entorno de la víctima apenas mantenía el contacto con su familia, aunque tras algunos episodios de malos tratos, había acudido a atender a su madre. El padre, ebanista, falleció hace años.

El arrestado, al que los vecinos describen como un hombre de cara aniñada, que aparenta menos edad de la que tiene y que siempre se mostraba muy distante, estudió hostelería y había trabajado esporádicamente a través de una ETT, hace dos años, por ejemplo, como refuerzo por la feria de San Isidro en un bar cercano a su casa. Ese establecimiento se convertía en ocasiones en refugio de la mujer, que aparecía con moratones y contaba que habías sido maltratada por su hijo. Los vecinos también lamentan esos episodios que sufría por parte del ahora detenido. Algunos de ellos comentaban este viernes, tras conocerse el crimen, que cuando vieron aparecer coches de policía pensaron que se trataba de un nuevo episodio de maltrato. Y recuerdan que hacía semanas que habían dejado de ver a la víctima, que frecuentemente paseaba a su perro y salía a hacer recados.

Un caso de canibalismo

El hombre abrió la puerta a los agentes cuando llamaron a su casa -un edificio de 12 viviendas- y les comentó dónde estaba su madre, cuyo cuerpo había descuartizado en «trozos muy pequeños». Según han señalado fuentes policiales, todo apunta a un caso de «canibalismo».

Con actitud «fría», el hombre confesó a los agentes que se ha ido «comiendo» a la fallecida junto a su perro. La Policía procedió a su detención, mientras que el Servicio Veterinario de Urgencias se ha hecho cargo del animal.

El detenido se encuentra en la Comisaría de Tetuán, tras negarse a declarar en la Jefatura Superior de Policía de Madrid, según las mismas fuentes. Esta noche pasará a disposición judicial.

Este mismo mes, otro hombre fue detenido en la localidad madrileña de Alcalá de Henares como presunto autor de la muerte de una joven de 22 años, a la que también descuartizó tras asestarle dos puñaladas por la espalda. El cuerpo fue hallado en un arcón congelador.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/2ek

Comentarios

Translate to