Gobierno de EPN gastó cinco mil mdp en miniejército y sistema de monitoreo fuera de Torre Pemex

La Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Petróleos Mexicanos, creada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, presumió en su informe final que logró la “contención” del delito de robo de hidrocarburos mediante tomas clandestinas en ductos.

Entre 2012 y 2018, la Subdirección de Salvaguardia Estratégica (SSE) de Petróleos Mexicanos (Pemex) invirtió cien mil millones de pesos en armas, uniformes, vehículos y tecnología de punta para combatir el robo de combustible, lo que redundó en una “contención” del problema, según un informe que dejó la administración de Enrique Peña Nieto para cerrar su sexenio.

La dependencia encabezada por Eduardo León Trauwitz, militar que fue escolta de Enrique Peña Nieto cuando fue gobernador del Estado de México, creó un centro de monitoreo de ductos, instalaciones petroleras y vehículos de seguridad en una reserva que mantiene la empresa en la Exrefinería 18 de Marzo, que se ubica en la Ciudad de México.

En el centro de monitoreo, nombrado C5i, los elementos de seguridad Pemex tuvieron acceso en tiempo real a dos sistemas de información de Pemex Logística que operan con los programas LeakLab e Hidrotecate.

Con esta tecnología se puede monitorear, detectar y localizar fugas por “pérdida de contención del ducto en sus variables de presión y flujo mediante sensores (acústico-presión) por onda negativa”.

El documento “Diseño y Aplicación de la Estrategia Integral de Salvaguardia para Petróleos Mexicanos y sus Empresas Productivas Subsidiarias” forma parte del Libro Blanco que dejó Carlos Alberto Treviño, último director de Pemex en la pasada administración, como parte de los procesos de entrega-recepción a los funcionarios nombrados por López Obrador.

Este informe particular está firmado por Wenceslao Cárdenas Acuña, como titular de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica, toda vez que Eduardo León Trauwitz se reintegró al Ejército el 1 de agosto de 2018.

El documento resume las acciones realizadas para combatir el Mercado Ilícito de Hidrocarburos, Petrolíferos y Petroquímicos entre 2012 y 2018, el cual es visto como un problema de seguridad nacional y una “afrenta” al Estado mexicano que se refleja en pérdidas económicas, aunque no señala cifras.

El documento indica que durante el sexenio se trabajó de manera coordinada con la Procuraduría General de la República (PGR), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), Policía Federal y el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Como conclusión, los funcionarios de Peña Nieto afirman que se logró reducir el promedio anual combustible robado respecto de la cantidad de tomas clandestinas: “se puede apreciar que para 2018 se identifica una contención en la velocidad de crecimiento de las desviaciones y que las tomas clandestinas no tienen correlación con los volúmenes faltantes toda vez que no son directamente proporcionales”.

Con información de «Noticias Aristegui»

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Etiquetas: ,
Shortlink: https://ndlb.red/240

Comentarios

Translate to