Hombres y mujeres ven la infidelidad de forma diferente, lo dice la ciencia

 

Dicen por ahí que de la muerte y de la infidelidad no se salva nadie, y es un poco cierto. Varios pasamos alguna vez por una situación en la que nuestra pareja nos engaña, o quizás, alguna vez engañamos.
Si hablamos en números, según el Centro Nacional de Investigación de Opinión de Estados Unidos, el 20 % de los hombres y el 10 % de las mujeres fueron infieles alguna vez. Por otra parte, a raíz de las encuestas digitales de YouGov, fueron infieles el 21 % de los hombres y el 19 % de las mujeres en ese país. Las estadísticas son bastante similares y arrojan una predominancia masculina en este tipo de «trampas» amorosas. Pero… ¿por qué?
El estudio que podría dar la respuesta
En la Universidad de Noruega de Ciencia y Tecnología quisieron entender las consecuencias potenciales de la infidelidad. Fue así que realizaron entrevistas a 92 parejas heterosexuales de entre 19 y 30 años que habían estado juntas por aproximadamente dos años. Les preguntaron cómo se sentirían en cuatro situaciones hipotéticas de infidelidad.
Todas las situaciones comenzaban de la misma manera: iban a una fiesta sin su pareja, conocían a alguien con quien coqueteaban y bailaban íntimamente.
Las situaciones luego se dividían en infidelidad emocional e infidelidad sexual. A raíz de esto le pidieron a los participantes que calificaran sus sentimientos.
Las reacciones de hombres y mujeres fueron diferentes. Mientras que los hombres entienden que la infidelidad emocional no es un problema tan grave, las mujeres sostienen que no perdonarían una situación de esas.
¿Es una cuestión de géneros?
Los géneros tienden a definir el engaño de formas distintas, porque para unos la consumación sexual es infidelidad explícita y la infidelidad emocional no. Por esta percepción es que los chicos tienden a creer que sus parejas perdonarán una aventura emocional sin reparar en que, para nosotras, eso puede ser mucho peor que una noche de sexo salvaje.
«Los hombres entienden que la infidelidad emocional no es un problema. Sin embargo, no tienen idea de cuán grande es el problema para su pareja», reveló el estudio.
La diferencia en la percepción de este tipo de situaciones puede ser una fuente de conflicto para la pareja. Es un tema que deberían abordar en un primer momento para aclarar los términos de su relación. Sé que puede sonar un poco frío y calculador, pero la verdad es que a veces se necesita de la lógica en cuestiones del amor para evitar corazones rotos.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.

Comentarios

Translate to