Dan 125 años de prisión a homicidas de ex reportera y esposo

* El secuestro agravado por asesinato de las víctimas Jazmín Martínez y Manuel Alejandro Ramírez, mereció la penalidad más alta que se conozca en el estado por parte de un juzgado de primera instancia.

NOTICIAS

Tepic, Nay.- El juzgado de primera instancia en el municipio de Jala dictó una condena de 125 años de cárcel en contra de Luis Roberto Espinoza Espinoza, alias “La Mónica”, de 19 años, y Ramón Cruz Aguilar “La Momia”, de 21 años, al ser encontrados culpables del delito de secuestro agravado por muerte de las víctimas: la ex reportera de cultura y espectáculos de Televisa, Jazmín Martínez Sánchez, y su esposo Manuel Alejandro Ramírez Topete, ambos integrantes de la Asociación de Scouts de México.

La sentencia ha sido notificada durante el mes de junio y podría ser combatida a través de un recurso de apelación ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ); es decir, aún no estaría firme.

Podría tratarse de la condena mayor que se dicta en el estado y se efectuó con base en la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro.

En una de sus partes, el fallo revela que son de mayor peso las circunstancias desfavorables que las favorables para los detenidos, “por lo que se estima que le asiste mayormente la razón al acusante fiscal de la adscripción atendiendo a una pena intermedia entre la media y la máxima que pide para los ahora sentenciados, de la correspondiente al numeral 11 de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos de Secuestro, reglamentaria de la fracción XXI del artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

“Por lo que adecuarlo con lo establecido a la pena media (110 años) y máxima (140 años), y el punto equidistante entre una y otra para encontrar la intermedia es justo imponerles una pena privativa de su libertad personal a cada uno en lo particular de 125 años y multa por el equivalente a 21 mil días de salario mínimo, a cada uno, a favor del fondo para la atención de las víctimas del delito”…

Al analizar las características de los individuos, se explicó que con el plagio de la pareja se pretendía obtener dinero a cambio de la libertad, “mismos que al no obtener los resultados pecuniarios de su delito decidieron privarlos de la vida con una piedra en la cabeza, por lo que se considera pensar que muestran una clara y franca actitud de desprecio de la libertad, de los bienes patrimoniales, de la vida, pero sobre todo la actitud criminal a través de la lapidación con lo cual finaliza la vulneración de los bienes jurídicos tutelados”…

Luis Roberto es originario del Estado de México, mientras que Ramón, de Michoacán. Ambos residían en la cabecera municipal de Jala.

Como es del dominio público, alrededor de las 8:30 de la noche del 31 de diciembre del 2014, el automóvil marca Honda en que viajaban Manuel Alejandro y Jazmín presentó un problema mecánico y detuvo la marcha a la altura del municipio de Jala, por la autopista con rumbo a Guadalajara, donde pasarían la velada de fin de año.

Ahí fueron interceptados por una banda de criminales que justificaron ofrecerles ayuda, para luego someterlos con violencia. Al menos otros tres sujetos continuarían prófugos.

Según se conoció entonces -y en la condena sería prueba para acreditar el secuestro-, entre la madrugada y la noche del uno de enero del 2015 se efectuaron varias llamadas por celular con familiares de Manuel Alejandro, haciéndoles saber del secuestro y una fuerte suma de dinero que exigían para liberarlos.

Pero por alguna razón el plan no continuó.

Se cree que los homicidios ocurrieron el dos de enero. Los cuerpos fueron encontrados a unos dos kilómetros del crucero de Jala y a unos 400 metros de la carretera.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.

Comentarios

Translate to