Advierte experta del IMSS Jalisco sobre Síndrome de Clase Turista

  •  En transportes como autobuses y aviones suele haber poco espacio para la movilidad de las piernas, hecho que no favorece la circulación sanguínea.
Realizar viajes prolongados, ya sea vía aérea o terrestres mayores a 10 horas es un factor de riesgo que se suma al sedentarismo y a las enfermedades crónico-degenerativas para el desarrollo de trombosis, informó la médica adscrita al servicio de Urgencias del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Elizabeth Guadalupe Monjaraz Guzmán.
Detalló que a dicho fenómeno se le conoce como Síndrome de Clase Turista e influye la posición corporal durante el trayecto.
“En estos casos muchas veces hay falta de espacio para una adecuada movilidad de las piernas, las cuales tienen que permanecer prácticamente inmóviles durante muchas horas.
Aunque esto, por sí solo no representa un riesgo de trombosis, sí se suma como factor de riesgo y es necesario evaluarlo”, afirmó la médico.
En los trayectos de más de cuatro horas el riesgo de trombosis se multiplica por tres y dicho riesgo aumenta exponencialmente a medida que se suman horas de viaje”, aseveró.
Informó que tienen mayor riesgo de verse afectadas aquellas personas que viajan con frecuencia por periodos largos, cuando tienen obesidad o sobrepeso, así como hipertensión arterial, diabetes mellitus e hipercolesterolemia. A mayor edad, también mayor riesgo de problemas de circulación sanguínea.
Algunos síntomas característicos pueden ser: dolor en una de las extremidades inferiores (por lo general debajo de los músculos gemelos), aumento del volumen de la extremidad (edema) y en ocasiones cambios de la coloración de la extremidad afectada.
En este sentido, la experta instó a la población en general a realizarse chequeos continuos en su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para detectar y tratar con oportunidad a aquellas personas con factores de riesgo, que después de un viaje largo presenten algunos síntomas que puedan estar relacionados con este problema de salud.
También recomendó, en caso de viajes largos frecuentes, el uso de medias compresivas, procurar levantarse cada dos horas y caminar durante el viaje, a fin de favorecer el flujo sanguíneo por todo el organismo, así como vestir ropa cómoda, beber agua simple, bajar el asiento para estirar las piernas en la medida de lo posible y evitar malas posturas, como cruzar las piernas durante mucho tiempo.
—oooOooo—-
Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2022.
Etiquetas: , ,
Shortlink: https://ndlb.red/bxw

Comentarios

Translate to