Comentarios de la Bahía: El claro boicot al gobierno de Mirtha Villalvazo es porque todo “topa en dinero”

  •  Los improductivos regidores, que ganan poco más de cien mil mensuales por no hacer nada, también deben de estar sometidos a la Ley Federal del Trabajo como cualquier trabajador y acudir diariamente al Ayuntamiento

El claro boicot que hacen un grupo de 7 regidores al gobierno de la Presidente Municipal Mirtha Villalvazo Amaya subió de tono, estos subversivos personajes, encabezados por los expriístas Julio Robles Lima y José Antonio Plácito, representantes de los “mini partidillos” PT y PANAL, ahora con gran habilidad envolvieron al Contralor Municipal Jorge Martín García Valencia, muchacho inexperto quien efectivamente “traicionó” a su equipo político al que le debía lealtad y su cargo, al seguirles el malévolo juego a estos facciosos, representantes de las “mañas” del pasado, que no logran superar el no contar con los privilegios a los que estaban acostumbrados.

Independientemente de la situación que funda y motiva la causa del procedimiento, con la que el “despistado” Contralor justifica su equivocada manera de dar a conocer las cosas, ya que con toda deslealtad filtró los documentos del asunto, lo que fue totalmente incorrecto, ya que si la “prensa de investigación” quiere acceder a estos, deben pedirlos mediante Transparencia, todo lo que se obtenga en copias por otra vía es ilegal, pero seguramente presionado por Julio Robles reveló los detalles, antes que el proceso siguiera su curso por los conductos reglamentarios.

No debemos dejar de mencionar que el motivo por el cual inicia este conflicto, fue supuestamente la suspensión del Secretario del Ayuntamiento Abad Jiménez Lozano, por el Órgano de Control Interno, encabezado por García Valencia, a petición de los “regidores rijosos”, por no haber convocado a una reunión extraordinaria de Cabildo en donde requerían mayoría calificada, que no tenían, preocupados según ellos por “la seguridad del municipio”, aunque al siguiente día, la alcaldesa los convocó acompañada de su Jefe del cuerpo policiaco y la Comisión Edilicia de Seguridad encabezada por el Regidor Rafael Cervantes Gómez, para darles toda la información que requirieran, a la que obviamente no asistieron, ya que el fondo del asunto no es para nada “la seguridad” sino indiscutiblemente desestabilizar el gobierno para satisfacer sus mezquinos intereses.

Es un hecho que el Contralor fue “calentado” por Julio Robles y José Antonio Plácito, para interponer una denuncia en contra de la alcaldesa Mirtha Villalvazo, con un cuento fantástico, “increíble” por “abuso de autoridad y amenazas”, con que no se le ocurra “auto secuestrarse como Chavita”; alega que la Presidente le exigió la renuncia y “lo secuestró en su oficina” por tres horas; pero “pues qué esperaba este despistado”, por su puesto que se la pidieron y él solito la tenía que presentar por propia dignidad, no aferrarse al cargo “porque está haciendo su trabajo”, cuando en la realidad, hay una gran diferencia entre el Derecho Positivo y el Derecho Normativo al respecto, esto significa que una cosa es lo que marca la norma jurídica y otra como se da en la realidad, “lo que es” y “lo que debiera ser”, al igual que el Derecho objetivo y Derecho subjetivo entran en este escenario, pero que no supieron diferenciar.

En este sentido, es un absurdo todo el golpeteo y los argumentos “leguleyos” del Síndico Julio Robles y el Regidor José Antonio Plácito, porque el verdadero fondo no es la seguridad, ni los procedimientos, ya que todo este grupo de 7 regidores, están enojados, digan lo que digan, porque les rebajaron el sueldo, (que ya se volvieron a subir creo) y porque no han recibido las canonjías del pasado, ambos ya fueron regidores, en este punto la propia alcaldesa en una reciente entrevista en su despacho lo confirmó y su palabra también tiene peso, así que ellos podrán decir misa pero es la “puritita” verdad “todo topa en dinero”.

Pero pregunto: ¿quién no conoce a estos políticos? La inmensa mayoría de los regidores, que no conformes con ganar cien mil pesos mensuales por no hacer nada, su productividad es casi nula todavía exigen más y quieren mandar sobre la propia alcaldesa; las leyes deben cambiar para que según los reglamentos y sus modificaciones que propongan en Cabildo sea su salario o compensaciones, además de estar sometidos a la Ley Federal del Trabajo como cualquier trabajador y acudir diariamente al Ayuntamiento, lo que nunca hacen, además hay algunos que no han dejado de cobrar en el sistema educativo lo que representa un delito.

A esto hay que sumarle que hay recursos que no llegan al municipio, alrededor de 70 millones, que incluso pueden perderse porque el síndico Julio Robles no firma lo que por Ley le corresponde, esto también merece JUICIO POLÍTICO y ser destituido de su cargo, debe ser denunciado a la Auditoría Superior del Estado de Nayarit por omisión, porque también está incurriendo en responsabilidad al no cumplir con sus funciones; así que si le buscan los abogados del Ayuntamiento, tanto los “Regidores Profesores” Antonio Plácito y Victoria Ibarra, que siguen cobrando en la SEP y el Síndico, les proceden sendas denuncias en la ASEN.

La mayoría de regidores no es que sean “revolucionarios”, solamente traen mucha hambre de poder y espacios para sus allegados, que no les concedieron y por eso “andan ardidos”, no tienen “llenadero”, su productividad ha sido nula en el Cabildo, no han hecho más que mostrar el cobre y sacar las uñas por sus intereses políticos y económicos; su primer berrinche fue no firmar al inicio del trienio la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, ya que de no aprobarse que era su intención, se ejercería los del cuatrienio pasado, por lo que no aplicaría la reducción de salarios, muy vivillos pero era el fondo.

Tan siquiera deberían de darle una leída a la Ley Municipal para que sepan cuál es su verdadero trabajo, simplemente la historia se repite de otros Cabildos, “el chantaje” para determinar el sentido de su voto regresa a ser la constante en este nuevo gobierno. Y eso que son el cambio, pero simplemente son más de lo mismo; el Síndico Julio Robles del PT y el cacique Magisterial de la Sección XX Antonio Plácito de Nueva Alianza, son traidores a la democracia y a la supuesta coalición con MORENA, esos partidillos fue mínima la aportación de votos al proyecto que ganó, como para que se pongan exigentes y querer mandar sobre la Presidente Mirtha Villalvazo, que no logran asimilar ella es la que tiene el mando, la potestad del poder municipal, así como la Regidora Irma Peña quien también es dirigente del PAN local, que tiene una alianza perversa con ellos, que es contraria a los postulados panistas, únicamente les hace el caldo gordo, aprendió bien las mañas de su dirigente estatal Ramón Cambero.

Estos facciosos regidores, también tienen de marionetas moviendo los hilos de algunos “comunicadores” resentidos que pretendieron cobrar “miles de pesos” y que la alcaldesa no les concedió, (que no valen además), pero que son muy proclives la violencia de género, a la especulación, el acoso y ofensa por frustración y soberbia de creerse más de lo que son, lo que no es periodismo, mucho menos de investigación, que no conocen ni por la «o» a lo redondo, es únicamente dolo cargado de subjetividad, más si se hace contra las mujeres aunque ocupen cargos públicos.

Y es que proferir mentiras que dañan la imagen y la integridad moral, disfrazada de crítica periodística, tampoco es libertad de expresión asociada a la libertad de prensa, es únicamente «mitote», pero también un delito muy penado, así andan varios «medios» en contra de la Presidente Mirtha Villalvazo Amaya, pero al igual que los regidores facinerosos se «toparon con pared», y es que estos «hambreados», ya hacen rio revuelto de una supuesta “ingobernabilidad” y juicios apresurados de «un presunto mal gobierno», que solo ven ellos con estas “grillas” montadas.

En cuestión de acciones de gobierno municipal, hasta este momento se ha hecho lo que se debe, ya que un gobierno se mide por indicadores de obra pública y ejercicio de recursos en programas de orden social, en las últimas tres semanas los anuncios de obras y la actividad oficial de la alcaldesa Mirtha Villalvazo han sido constantes lo que no pudiera ser, si realmente tuviéramos un escenario adverso que reitero “son solo grillas leguleyas” de un grupo de regidores que no vieron satisfechos sus intereses políticos y económicos, más porque aspiran a ser ellos quienes manden sobre la presidente en una actitud misógina y machista, porque ya ha habido en el pasado reciente presidentes “regañones” y “gritones” a los que estos mismos regidores Julio, Plácito, Irma y Victoria les rendían tributo, solo que ahora es mujer, lo que no soportan. Va.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2022.
Shortlink: https://ndlb.red/ayq

Comentarios

Translate to