Riesgo en cultivos de Nayarit por plaga no registrada en México

  • La especie acabó con el 90 por ciento del cultivo de frijol en una zona de Cuba, entre 2019 y 2020.

Una plaga no identificada como tal en México, que ha puesto en peligro cultivos frijoleros de Asia y Cuba, fue detectada en flores de ejote, frijol y jícama del Norte de Nayarit. Se desconoce cómo llegó a la entidad, pero científicos que identificaron al insecto señalan que es necesario tomar medidas fitosanitarias para evitar su propagación, además de daños en la producción y economía.

Desde mayo del año pasado, agricultores de frijol, jícama y ejote de exportación de Villa Hidalgo, en el municipio de Santiago Ixcuintla, reportaron la presencia de una plaga que afectaba la floración de estos cultivos, reduciendo su productividad y rendimiento; además de que no habían tenido éxito para erradicarla.

Tras encontrar afectaciones en flores de ejotes y jícamas, los productores contactaron al doctor en parasitología agrícola e investigador de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Jhonathan Cambero Campos para que en su laboratorio pudiera identificarla; con lo se logró establecer que se trata del Megalurothrips usitatus, una especie nunca vista en México y que pone en peligro los cultivos, inicialmente en Santiago Ixcuintla, pero podría expandirse a otros municipios e incluso a otros estados del país.

“Empezamos a trabajar en el laboratorio y al parecer tendríamos el primer registro de una especie que se llama Megalurothrips usitatus, que ya hay registro desde hace muchos años para Asia y hay registros muy nuevos para Cuba, desde 2019, donde se reporta que hasta 2020 acabó con el 90% de la producción de frijol, prácticamente acabó con el frijol de la zona; por ahí tenemos registros de que en Estados Unidos lo tienen detectado desde marzo de 2020, y entonces ya lo tenemos por acá a la zona de la costa”, dijo el especialista.

El científico apuntó que las autoridades fitosanitarias y demás relacionadas con el campo, en Nayarit y en México, deberán establecer medidas que reduzcan la movilidad de vehículos, maquinaria y personas para evitar la dispersión de la plaga en la entidad y el resto del país.

“Nos atrevimos a dar a conocer esta alerta fitosanitaria para que los Comités de Sanidad Vegetal, SENASICA y los mismos productores, empezar por el momento a dispersarlo más, porque con la misma maquinaria o las personas que se mueven de una plantación a otra vamos a empezar la dispersión; yo creo que es momento de restringir la movilidad en la zona y empezar con medidas de control internas”, apuntó Cambero Campos.

En los próximos días iniciará la cosecha de frijol pero hay otras zonas en las que se prolongó la siembra y son en esos sitios donde hay riesgo de que la plaga afecte a la floración; además de que después la plaga ira a la flor del ejote y luego a la de la jícama.

Hasta el momento no existe claridad respecto a cómo llegó la plaga a esta región, dijo el investigador, pero estimó que cualquier tipo de movilidad, incluso de recursos importados, pudo ser el detonante. A partir de este momento se dedicará a la investigación de todo lo relacionado con esta plaga para buscar fórmulas químicas para su erradicación, enemigos naturales y otros mecanismos que funcionen para liberar a los cultivos locales.

Si las autoridades no atienden esta situación, estarían en riesgo. Según el Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera, existen al menos 1 millón 711 mil 962 hectáreas sembradas de frijol y 18 mil 654 hectáreas establecidas de jícama en México; mientras que en Nayarit serían 78 mil 265 hectáreas de frijol; 292 hectáreas de jícama y 300 hectáreas de ejotes de exportación, Long Bean y Green long Bean.

Información de Carina Cansino

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2022.
Shortlink: https://ndlb.red/amu

Comentarios

Translate to