Comentarios de la Bahía: «El necesario pago de impuestos municipalizados»

  • Si queremos un gobierno que cumpla con sus compromisos, es necesario ser solidarios y no andemos regateando el pago de los impuestos
  • Funcionarios y regidores, deben dejar de gestionar el que sus conocidos o miembros de sus partidos, no paguen o se les rebaje
  • Los empresarios si quieren un Ayuntamiento más eficiente en la prestación de los servicios en sus áreas de primer mundo, tampoco que no anden presionando a la autoridad municipal, ofreciendo “moches” para que les cobren menos

Primer mes del año y en Bahía de Banderas el pago del impuesto predial, es uno de los principales ingresos, no el que paga el grueso de la población, importante sin duda por la cantidad, sino el de los grandes desarrollos turísticos y condominales, pero parece ser que son los ciudadanos que “menos tienen” o “menos ganan”, los que hacen largas filas, respondiendo al llamado de la autoridad Municipal que preside la abogada Mirtha Villalvazo para que se cumpla con el pago, quien además está ofreciendo sustanciales descuentos.

El Cabildo autorizó en sesión extraordinaria ofrecer estímulos a la ciudadanía en el pago de su predial, que contemplan el 15% para el mes de enero, 10% para febrero y 5% para marzo, directo en el monto total a pagar, además el Ayuntamiento también determinó que jubilados y pensionados, mujeres en estado de viudez y personas de 65 años y más sólo paguen la mitad del costo total.

Cabe señalar que el Impuesto Predial por Ley es recaudado por los municipios, calculándose según el valor catastral del inmueble, dicho sea de paso, es de los principales gravámenes que arrojan una cuantiosa captación que, según la proyección para un ejercicio fiscal de un año, es como se planea la ejecución de la obra pública y la prestación de los servicios, así como también el gasto corriente; de ahí la importancia en el cobro del predial.

Bahía de Banderas es un municipio autónomo en sus ingresos precisamente por esto, porque tiene una alta recaudación por impuestos locales, pero muchas veces quedan rebasadas las expectativas de un gobierno para prestar los servicios a los cientos de familias que llegan a trabajar, dado que por cada desarrollo turístico, también aumenta la población, situación que se agrava cuando los constructores de fraccionamientos, han engañado a quienes les compran, dejando los servicios con una calidad por debajo de la norma, pasándose de vivos para que el ayuntamiento les reciba y cargue con infinidad de vicios ocultos, por lo que la gente exige al municipio estos servicios.

Igualmente, los empresarios del turismo, que nadie discute vienen a invertir y son los que promueven los empleos, también exigen que el municipio tenga vialidades de primer mundo, plantas de tratamiento, que esté bien arregladito desde el aeropuerto de Puerto Vallarta hasta las entradas a Nuevo Vallarta y La Cruz, pero es el gobierno quien tiene la obligación de atender todo esto, obviamente el dinero lo tiene que obtener de los impuestos.

También los ciudadanos somos muy insistentes a la hora de pedir que el municipio nos haga aquí y acá, que introduzca el agua, la luz, el drenaje, que pavimenten la calle o que pasen las patrullas de seguridad pública, pero eso sí, somos renuentes a la hora de pasar a pagar los recibos de agua, alcantarillado, el impuesto predial, las licencias de construcción, de funcionamiento de negocios, las anuencias, el impuesto sobre adquisición de bienes inmuebles, las multas de tránsito, aquellas que se cometen por violaciones al Reglamento de Policía y Buen Gobierno, casorios y registros de recién nacidos, cartas de residencia, etcétera, etcétera.

Igualmente si los grandes pagadores de impuestos, como son los empresarios hoteleros, desarrolladores turísticos y condominales, quieren un gobierno más eficiente, principalmente en la prestación de los servicios en sus áreas turísticas de primer mundo, con una seguridad pública impecable, pues también que no sean “pichicatos” y no anden buscando presionar a la autoridad municipal ofreciendo “moches” para que les cobren menos, que paguen impuestos a la medida del tamaño de los ingresos que obtienen, se tiene que buscar ese equilibrio para tener un crecimiento ordenado.

Si queremos un gobierno que cumpla sus compromisos, es necesario ser solidarios con el gobierno y no andemos regateando el pago de los impuestos, pues todos creemos que buscar la rebaja o condonación, no afectará a las finanzas municipales, pero se nos olvida que son cientos quienes recurren a la antigua práctica del “influyentismo” que se debe erradicar.

En este marco, algunos funcionarios y regidores, deben dejar de gestionar el que sus conocidos o miembros de sus partidos, no paguen o se les rebajen los impuestos, ya que esta facultad es exclusiva de la Presidente Municipal Mirtha Villalvazo, para ser utilizada en casos de extrema necesidad para las familias que realmente lo necesitan, aquellos ciudadanos que de verdad pagar les afecta para poder comer, no para los grandes empresarios hoteleros y del turismo, mucho menos para familias que si pueden pagar su predial. VA.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2022.
Shortlink: https://ndlb.red/ai5

Comentarios

Translate to