Bucerías, un corazón en ruinas

  • La plaza principal no ha recibido por años la atención de los presidentes municipales, denuncian los vecinos.

A decir de los pobladores, Bucerías es el corazón de Bahía de Banderas y el que además sostiene al municipio por los ingresos que recibe, principalmente de los turistas; sin embargo, todo ese potencial se ve apagado por el desorden que existe en su plaza principal: calles descuidadas y un teatro del pueblo que ahora sólo sirve como nido de malvivientes.

Con más de 50 años de edad, el restaurantero José Osvald Saldaña, originario de Bucerías, considera que este lugar ha crecido rápido pero en desorden, por lo que está fuera de control y es que nunca ha sido atendido por los gobernantes, lo cual se refleja en sus calles que datan del año 1970, década desde la cual, no han recibido mantenimiento.

“Las calles las hizo el gobierno de Echeverría, el Fideicomiso decomisó miles de hectáreas de costa, desde Las Jarretaderas hasta La Peñita y a cada pueblo le hicieron calles, a algunos les hicieron sus casas, o les tocó dinero, y les dieron servicios como para pagar las tierras de las cosas que les quitaron”.

Su tocayo José de Jesús López, coincide con él, pues aunque nació en Guadalajara, trabaja en un restaurante de la playa de Bucerías: “Yo no soy de aquí pero nomás te digo una cosa, entra uno a la plaza y que barbaridad es un centro de buitres, no le echan ni una flor”.

Los pobladores comentaron que hace como 20 años había una cancha de básquetbol y uso múltiple, con la cual se veía a la gente a gusto y se veía bonito, pero cuando llegaron los supuestos arreglos de obra, en vez de hacer eso la destruyeron para hacer un teatro del pueblo a desnivel que solo parece una plancha de concreto.

“Pasando Lázaro Cárdenas ya es diferente. La plaza véala, es una barbaridad, se baja la gente y ya a las 11 o 12 hay puro malviviente. También se robaron la calle, ya sabrá el caos, está muy chiquito. Si lo planean no le salen tan bien el querer destruirlo, acabaron con todo, la secaron”, dijeron indignados.

Don José asegura que nadie se ha preocupado por darle una manita de gato y que todo el dinero se va a Tepic, la capital del estado, y que incluso los gobernantes gritan a los cuatro vientos que el municipio más rico de Nayarit es Bahía de Banderas, por ser grande y estratégico, pero en Bucerías no ganan nada, lo cual atribuyó a una especie de venganza.

“En Bucerías no nos dejamos mangonear, nosotros decidimos lo que queremos y eso ellos lo toman como represalia, como un ataque hacia ellos porque no nos pueden mangonear, y ya a la hora de hacer obras nos señalan, pero a la hora de pagar también nos señalan, porque aquí es un impuesto, en San José es otro impuesto, en San Juan otro impuesto, ¿son tres países o es uno sólo?”, comentó indignado.

Por ello, José Osvald opinó que hace falta alguien que represente a Bahía de Banderas, como Mirtha Villalvazo, a quien conoce desde niña y sobre la cual no tiene duda de que sería una buena dirigente porque es “derecha, muy clara, no está manchada y no la han contagiado, porque hay una mafia que se compone de San Juan, San José y Valle. De ahí ya han salido todos los gobernantes, los presidentes municipales, de esos tres pueblos”.

Además de que una mujer sería un cambio completo “porque los nombres no hemos dado ni una, esa es la verdad”, reconoció entre risas, además, de que “mucha gente está harta del cacicazgo que hay, si no es de San Juan es de San José, si no es de San José es del Valle, ya es el triángulo de las bermudas”.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2021.
Shortlink: https://ndlb.red/825

Comentarios

Translate to