«Cochinero» en la plaza de Bucerias,

“Con estas acciones sólo se hace notar la falta de conciencia, de cultura, de respeto; ahora en vez de decirle a nuestra localidad Bucerías, nos llaman “Basurias” manifiesta habitante local
25 de enero. Bucerías, Bahía de Banderas.- Vecinos de la zona centro manifiestan su enojo por lo que provocan las fiestas patronales de “Nuestra Señora de la Paz”, que da más vergüenza que orgullo, pues no sólo se convierte en un basurero, sino es la cantina más grande que hay, además sostienen que el párroco Vicente Saul Cortes Ibarra hace sus negocios con estas fiestas que ya poco tiene de religiosas.
La Basura: si bien es el tema de moda para erradicar los plásticos, y que se están estrenando nuevas leyes, al parecer no hay una forma de tomar conciencia, responsabilizarse al menos de lo propio, “demostramos poca cultura, y ya andamos en redes sociales como si todos los que vivimos aquí somos ignorantes, y no es para menos al ver todos los hechos, claramente nos van a juzgar” destacó un vecino de la zona.
Los cuetes y la música a altas horas: Se trata de una fiesta, pero debe de tener regulación, los ruidos estruendosos de los cuetes, la contaminación que provocan los mismos, incluso usan los cuetitos y la pirotecnia que por ley esta prohibida; además el sonido de las bandas por todas partes hasta la madrugada “¿En qué momento la celebración religiosa se convirtió en una fiesta completamente pagana, que justifica todo tipo de hechos?”.

La desmedida venta de alcohol: “Aquí esta el negocio, vemos al padrecito Saúl Cortes, sacando ventaja, ahí vendiendo afuera de su iglesia harta cerveza, y por toda la plaza, cables de estos negocios de comida y de cerveza colgados ilegalmente de los cables de luz con los famosos diablitos, y nadie le dice nada, ¿Dónde quedó lo religioso?, es un negocio redondo, es lo que vemos”, agregan.
Llamado a las autoridades de municipales.
Cada año es lo mismo en esta tradicional fiesta, por lo que las quejas de los ciudadanos quieren agregar un mensaje a las autoridades, pues consideran que deben regular estas fiestas en Bucerías, que en primera descontrolan todo el acceso al centro, justamente en la temporada alta; si de por sí hay un problema para estacionarse, este se triplica, y que haya un orden en la desmedida venta de alcohol; y más vigilancia.
“Si la gente no quiere entender que en nosotros está el cambio, pues que haya más vigilancia, no es posible que todo sea un caos, incluso hasta es un problema para los del Servicio de Aseo Público, ya que al final les toca recoger toda la basura por el descontrol” testifica vecina.
Inicio mal el cierre de las fiestas patronales con el evento más vistoso “La Peregrinación del Mar”
Durante estas fiestas, unas de las actividades más atractivas es la Peregrinación del Mar, donde pangas y otras embarcaciones salen desde la localidad de La Marina de la Cruz de Huanacaxtle hacía Bucerías, ataviadas de globos de todos colores, con tripulación que llegan a la orilla de la playa del Centro de Bucerías para arrancar las fiesta a la Patrona de la Paz; sin embargo como es costumbre también, no había seguridad ni soporte de autoridades que en caso de algún accidente, pudieran intervenir.
Entre más de 1 mil 500 espectadores, entre feligreses y turistas, así como los párrocos y gente local, hacían notar su emoción en espera del arribo de aproximadamente 30 embarcaciones, al intentar salir hacia la playa la quinta embarcación nombrada “Marianita”, con el capitán Daniel Osuna, con alrededor de 15 personas a bordo, la lancha se volcó; ocasionando incertidumbre y pánico, incluso los extranjeros angustiados pedían que alguien les ayudara.
Es que, entre ellos mismos, capitanes y personas que estaban en la orilla maniobraron aproximadamente por 20 minutos a esta lancha para revertir la volcadura de la embarcación y regresarla al mar o bien sacarla a la playa, lo cual les fue complicado.
El oleaje estaba fuerte, olas grandes y mucho viento, puso en riesgo a estar personas que luchaban entre las olas; extraoficialmente señalaron que el capitán había sufrido una lesión en la clavícula, y que nadie más había salido herido afortunadamente.
Sin embargo, declaraciones de personas que vivieron la angustia, reiteraron a medios de comunicación que se debe de reforzar la seguridad en la zona cuando se realiza esta peregrinación vía marítima, ya que nunca se ha contemplado un equipo de rescate y protección, por cualquier accidente, como ocurrió esta vez.
Finalmente, cientos de globos flotaron en el mar, que si bien las embarcaciones lucían; sí es una suma de contaminación plástica, y va contra de la ley; y así como se manifestaron en año nuevo contra los globos de cantoya, esta vez con los globos, que extranjeros intentaban sacar del mar.
“Deberían prohibir los globos de cantoya, ya que estos, así como provocan incendios, ese día el mar se los llevó, incluso una tortuga sufrió siendo embestía por este tipo de globo, así estos globos se los comerán los peces, hay otras maneras menos contaminantes de adornar” sentenciaron personas inconformes con la organización de esta tradicional Peregrinación.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2020.
Shortlink: https://ndlb.red/5ju

Comentarios

Translate to