Pura ambición y avaricia para enriquecerse a costillas del erario

Nada es casualidad y es que este plan para evidenciar un proyecto de destitución del actual presidente Jaime Alonso Cuevas Tello, está articulado con tantos ingredientes, además de corrupción y mezquindad principalmente de dos actores, que de alguna manera son responsables de la ahora llamada «Gran Estafa de Nayarit», que hasta lo han sazonado con fines políticos en distintas etapas. Las evidencias estan en las redes sociales.

Hace poco más de un mes, tres personajes políticos de Bahía de Banderas salieron de una reunión privada, en un restaurante del centro de Bucerías, donde por un tiempo de alrededor de tres horas dialogaron, saliendo casi a las 10 de la noche de aquel viernes. José Gómez el ex alcalde coloquialmente conocido como «El Ratón Gómez» o como bien lo llamaba Héctor Paniagua «El doblemente jodido por chaparro y pelón» era uno de los tres participantes,  es completamente responsable en la gran estafa de la «Presidencia de Cartón», pues siempre supo que esa obra era irregular y corrupta, y hasta se dice que recibió la jugosa cantidad de DIEZ MILLONES DE PESOS solo durante la entrega-recepción en los bienes muebles e inmuebles que el octavo ayuntamiento de su cuñado Rafael Cervantes (ahora difunto) le dejaba al noveno Ayuntamiento que ya presidía el Raton Gómez, entre esos bienes estaba la presidencia, es ahí cuando se dice que la empresa ya corrompía al recién llegado presidente.

Otro imberbe político reunido, Héctor Santana, fue visto estrechando la mano (muy amistosamente), con su «archi enemigo» José Gómez, y quien hizo la campaña de Santana imposible, este ex priista que hoy busca a toda costa candidatearse por Morena se reúne con su alguna vez compañero de partido José Gómez; Santana iba acompañado de su inseparable amigo José Antonio Huerta.

Finalmente el diputado local que como diría mi abuela «ningún chile le embona» quien en su momento fue regidor en el trienio del Ratón Gómez. Así es, Ismael Duñalds, un parásito de la sociedad que durante mas de 12 años ha vivido de la política con su bandera de supuesto luchador social que en los hechos solo ha heredado el poder entre su familia, ahora se le considera como un mercenarios de la ambición, que notablemente está aprovechando estas circunstancias para ejecutar un golpe político y de nuevo sacar ventaja a ver si esta bandera si le funciona.

Más claro ni el agua, es notoria la hipocresía y mezquindad que hay atrás de todo esto, estos nombres que aquí mencionamos ahora son integrantes de un grupo que pretende desestabilizar no solo esta administración, sino las que sean necesarias hasta que uno de ellos asuma el poder. Como si la ciudadanía estuviera ciega para no ver que Héctor Santana, quien está más abajo que la tierra, urgido de poder y riqueza, José Gómez que no tiene llenadera y busca de nuevo la candidatura su convaleciente partido tricolor e Ismael Duñals que camina con bandera de luchador social pero en realidad es mas bien un analfabeta, que con tanto dinero han sacado lo menos que debería hacer es pagarse unas clases de español o ya si no quiere gastar se vaya al INEA para que aprenda a leer y escribir.

Una destitución no termina con el problema de la Presidencia de Cartón y que por más que busquen este trampolín para brincar, sólo caerán derrotados, prueba es que el Ratón Gómez cuando pudo no lo hizo, Santana no dio el ancho y Duñalds ha sido la burla de todos dentro del Congreso.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/4jb

Comentarios

Translate to