Regreso a la Escuela el Nuevo Problema

Con la llegada del Coronavirus y el cierre de los planteles educativos, todo se transformó y se llevó a plataformas digitales. Desde clases por Zoom y Google Meet, hasta clases grabadas y reproducidas en la televisión. El sistema educativo en México tuvo un cambio de 180 grados para el cual nadie se encontraba preparado. Los profesores se encontraban impartiendo clases desde whatsapp y los padres ahora tenían el rol de educar a sus hijos desde casa. Hoy logramos ver como todo empieza a regresar a la normalidad y con esto vemos un problema tanto en la educación pública como en la privada. Problemas que se dejaron atrás por un año y nuevos que se necesitan resolver debido a que los niños y jóvenes adultos que todavía no cuentan con la vacunación necesaria para no contraer el virus del COVID-19.

En lo privado nos encontramos que instituciones como el Tecnológico de Monterrey (TEC) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) planean iniciar el próximo semestre de una manera híbrida. Esto quiere decir que habrá una cantidad especificada de alumnos en el salón de clases y los demás se encontrarán via Zoom. De la misma manera, algunas clases continuarán siendo impartidas de manera digital, con el propósito de evitar grandes aglomeraciones de estudiantes en los campus. Es importante recalcar que se contará con todas las medidas necesarias al momento de entrar a los campus y se tomarán precauciones en los salones para respetar la distancia entre los alumnos, así como el uso del cubrebocas todo el tiempo será requerido.

Entendiendo que le mayor problema de estas instituciones es el regreso de los estudiantes que regresaron a vivir a sus Estados y ahora deben de regresar a pagar miles de pesos en viviendas, por una educación que no será completamente presencial sino híbrida y en muchos casos totalmente digital. La realidad es que en el último año miles de estudiantes han tenido que darse de baja por los costos excesivos de estas instituciones. Hoy, el dilema está en que las universidades tendrán que acoplarse a las nuevas necesidades de sus estudiantes ya que aunque muchos planean regresar el próximo semestre al modelo híbrido, hay muchos más que aunque quisieran no sería viable para ellos ni para su economía familiar.

En el sector público vemos un problema más grave debido a que mientras que en lo privado se cuenta con el dinero y la infraestructura suficiente para tener un regreso seguro a los planteles educativos. La realidad es que en el sector público este regreso del que tanto habla el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador en sus conferencias de prensa matutinas, pondrá en riesgo a miles de niños y jóvenes adolescentes al no contar con las medidas de higiene necesarias ni con la infraestructura de los planteles educativos. Si bien, muchos piensan que con los 12 mil millones de pesos que serán destinados a las 232 mil escuelas públicas en México con el programa, “La escuela es nuestra”, se logrará un regreso seguro al nuevo ciclo escolar en kinders, primarias, secundarias y preparatorias, pero la realidad es otra. En una investigación realizada se encontró que para que cada una de las 232 mil escuelas públicas contará con lo necesario para un regreso seguro, (gel antibacterial en las entradas y en los salones, limpieza continua de las aulas y los escritorios, cubrebocas para los estudiantes, entre otras cosas) se necesitaría alrededor de 3 mil millones de pesos cada mes. Entendiendo que  un ciclo escolar consta de 10 meses por lo que se  necesitaría esta cantidad de dinero solamente para implementar las medidas necesarias para evitar los contagios en los planteles cada mes.

Si bien para un regreso a clases seguro se tiene que tomar en cuenta las medidas sanitarias impuestas por el gobierno. También se necesita entender que hay un rezago educativo y que los planteles que fueron olvidados en el último año necesitan de grandes restauraciones para que estos sean seguros. Por lo que existe una verdadera necesidad de programas tanto para regularizar a los estudiantes como para mejorar la infraestructura de los planteles.

El gobierno tiene un reto muy grande en sus manos ya que necesita recuperar el tiempo perdido. Ya no puede tapar el sol con un dedo, ya que de no cubrir estas necesidades, nos encontraremos con un problema más grande en unos años, cuando todos estos niños y jóvenes busquen una educación superior y no cuentan ni con lo básico para lograr adquirirla debido al rezago educativo. El regreso a clases es inminente pero, ¿cómo podemos obligar a nuestros hijos a regresar a lugares en donde tienen más riesgo de enfermarse y no cuentan ni con salones ni materiales básicos para su educación?

 

 

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2021.
Shortlink: https://ndlb.red/8we

Comentarios

Translate to