Muchos políticos son como las prostitutas – Comentarios de la Bahía

• Reiteradamente critican a los periodistas, pero ellos son peores, la “zorra no se ve su cola”

Algunos políticos, no todos, hay honrosas excepciones, con sus acciones, la mayoría de las veces plagadas de traición, demagogia y simulación, demuestran un alto grado de degradación social y humana, de bajeza con tal de conseguir ascender en los cargos públicos y hacer negocios al amparo del poder.

No pocos son intolerantes y autoritarios ante la crítica periodística; reiteradamente desprestigian a los trabajadores de la prensa, su mote preferido es llamarlos «chayoteros» o «vendidos», desacreditan la labor de los medios de comunicación cuando no les favorece, ahora trasladados al periodismo digital vinculado a las redes sociales, pero que no dejan de cumplir la misma función que en el pasado.

Estos políticos, en la práctica son peores que los periodistas que reiteradamente señalan como los malos; ellos no tienen honor, pues muchas veces no cumplen su palabra en los acuerdos pactados con sus aliados, simplemente nuestros políticos son como las prostitutas, traicionan y se venden al mejor postor para lograr sus intereses, brincan como trapecistas de un partido a otro, se alinean con el régimen vigente, no tienen principios ideológicos, pasaron de noche las aulas universitarias y navegan por el mar de la ignorancia.

En cambio, los periodistas son más nobles, sinceros, a muchos que les creen, los utilizan para sus fines, ya que la prensa es el contacto con la opinión pública, incluso son a los primeros en buscar previo a los procesos electorales, pero resulta que cuando ya no los necesitan ni el teléfono les contestan, pero eso sí, los vuelven a buscar cuando regresan los tiempos de selección de candidaturas.

Así que esos políticos mediocres, burros, que les gusta mucho ofender a los trabajadores de la prensa, ni cara tienen de criticar a los verdaderos periodistas profesionales llamándoles »chayoteros», puesto que la zorra no se ve su cola, o cómo les podemos llamar a aquellos políticos que se venden con narcotraficantes o empresarios corruptos para que les financien sus campañas, a cambio de canonjías cuando están en el poder. Ejemplos hay muchos en nuestro entorno. Va.

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2020.
Shortlink: https://ndlb.red/5s2

Comentarios

Translate to