Hay diez muertos en un incendio en Academia

  • Club Flamengo de Brasil está de luto por tragedia en instalaciones

Un incendio destruyó ayer el complejo de entrenamiento de Flamengo, uno de los clubes de futbol más grandes de Brasil, matando a 10 personas y dejando a tres adolescentes heridos, informaron los bomberos. No se ha divulgado la causa del siniestro.

Se llamó a los bomberos poco después de las 5 de la mañana a la ciudad deportiva Ninho de Urubu, en el oeste de Río de Janeiro, dijo a The Associated Press un funcionario de bomberos. Fotografías aéreas tomadas por AP mostraban una sección del complejo ahumada y calcinada. Se desconoce la causa del siniestro.

«Estamos desconsolados», dijo el presidente de Flamengo, Rodolfo Landim, afuera del centro, en donde amigos, hinchas y vecinos se congregaban, algunos en un círculo de oración. «Es la peor tragedia del club en sus 123 años».

Landim no respondió preguntas de la prensa que también estaba afuera del complejo, pero agregó: «Ahora lo más importante es minimizar el sufrimiento de estas familias».

«Flamengo está de luto», dijo el equipo en su cuenta de Twitter.

El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, ordenó tres días de luto y el presidente Jair Bolsonaro publicó un comunicado en el que lamentaba el incendio que se llevó «vidas jóvenes al inicio de su intento por cumplir sus sueños profesionales».

El club no identificó a los fallecidos, pero eran deportistas, dijo Beatriz Busch, secretaria de seguridad pública del estado de Río de Janeiro.

El estado de dos jóvenes hospitalizados era estable y el de otro más era crítico, agregó. Los tres heridos tenían 14, 15 y 16 años, según un funcionario de bomberos que habló bajo la condición reglamentaria de anonimato.

Fuera de las instalaciones, un periodista de The Associated Press vio dos ambulancias y un camión de bomberos entrar al lugar. Las instalaciones estaban cerradas y ningún funcionario del club salió a hablar con la prensa.

Varias personas que parecían ser familiares entraron al complejo sin hablar con la prensa. Algunos lloraban.

Samuel Barbosa, un sobreviviente del incendio de 16 años, dijo que el cuarto estaba lleno de humo, reportó Globo TV.

«La mayoría no logró salir porque había muchas llamas», dijo Barbosa.

Jefferson Rodrigues, quien regenta un hospedaje cerca del club, dijo que habló con un jugador de 15 años de quien se ha hecho amigo.

«Estoy muy feliz. Acabo de hablar con Caix Suárez y está vivo», dijo Rodrigues. El joven le dijo que salió corriendo al ver las llamas. «Perdió el teléfono y todas sus cosas, pero lo importante es que está vivo».

Joao Pedro da Cruz, un jugador de 16 años de las divisiones juveniles, dijo al portal G1 que decidió no pasar la noche del jueves en las instalaciones porque no tenía entrenamiento ayer y optó por dormir en casa de un amigo.

«La mayoría (del equipo) se quedó, mis amigos se quedaron», dijo. «Hoy al despertar escuché esta noticia terrible».

Como muchos equipos de Brasil, Flamengo tiene sus divisiones juveniles para atraer a jóvenes promesas del deporte. Muchos de los jugadores, en particular los que residen fuera de Río, se hospedan en las instalaciones cuando entrenan.

El sueño de muchos jóvenes en el país ganador de cinco Copas del Mundo es convertirse en futbolistas profesionales. Las divisiones juveniles identifican a los talentosos a temprana edad y los ayudan a desarrollarse en la adolescencia. Los mejores llegan a las divisiones profesionales.

Flamengo es considerado como el club más popular de Brasil, calculándose que cuenta con unos 40 millones de hinchas. Sus simpatizantes admiran tanto a su academia que los jugadores le pusieron un lema: «Flamengo forma leyenda en su casa».

Entre las grandes figuras que surgieron en el club se destacan Zico, el ex 10 de la selección nacional; el goleador histórico Adriano, quien brilló con el Inter de Milán; y Vinicius Junior, nueva estrella del Real Madrid y que hasta poco vivió en la instalación siniestrada.

«Que noticia tan triste! Oremos por todos! Fuerza, fuerza y fuerza», escribió Vinicius en su cuenta de Twitter, acompañada con un emoticón llorando.

Añadió una imagen negra con el logotipo de Flamengo y la etiqueta #Luto. «Sólo al recordar los días y noches que pasé en el centro de entrenamiento, se me pone la carne de gallina. Todavía no lo puedo creer, pero recemos por todos! Que Dios bendiga a las familias de cada uno!».

Otros clubes expresaron sus condolencias en Twitter.

«Estamos extremadamente tristes y conmovidos por la noticia del incendio», tuiteó Chapeco, un equipo del sur de Brasil que perdió 22 jugadores en un accidente de avión en 2016.

Con información de «El siglo de torreón»

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Shortlink: https://ndlb.red/2a7

Comentarios

Translate to