Carro bomba deja veintiún muertos en escuela de policía-Colombia

Un fuerte y letal estruendo tomó por sorpresa a Bogotá en la mañana de este jueves.

Por la capital colombiana se esparció con velocidad la noticia: una bomba.

Para colmo de males, fue un carro bomba, un viejo instrumento de terror que los bogotanos creían que había quedado en el pasado. Y como en los años de la violencia del narcotráfico y el conflicto armado, el hecho se produjo en un predio de la policía, la Escuela de Cadetes Francisco de Paula de Santander.

De inmediato la ciudad y el mundo comenzaron a recibir reportes del número de fallecidos. Primero uno, después cinco, luego diez, once… 21 al final de la noche. La cantidad de heridos trasladados a los hospitales del sur de Bogotá tampoco dejó de crecer.

El jueves desde media mañana fue un día soleado en Bogotá, a la incertidumbre y miedo generado por la explosión en la escuela de policía, le siguió la aparición de periodistas, militares, policías de diferentes unidades y decenas de personas que deseaban saber qué había pasado.

Personal de la Alcaldía de Bogotá, ya en la tarde, comenzó a visitar a cada vecino de las inmediaciones del lugar para conocer la situación en la que se encontraban, algunas casas tenían precintos de seguridad particulares porque los vidrios seguían cayendo desde los pisos más altos, los destrozos arrinconados de las ventanas estaban en muchas esquinas y eran levantados de a poco.

Caminando desde el punto de explosión hasta una de las casas más alejadas donde se llegaron a romper vidrios puede demorar casi 20 minutos.

Con información de «BBC».

Este contenido esta protegido por los derechos de autor y de propiedad intelectual. Se prohibe la copia, transmisión o redistribución del mismo sin autorización por escrito de Noticias DLB. Todos los derechos reservados copyright 2019.
Etiquetas: , ,
Shortlink: https://ndlb.red/21c

Comentarios

Translate to